Gracias

Carta a...

Señoras heroínas y señores héroes:

La batalla que está luchando de forma intensa y denodada toda la sociedad, todos nosotros, contra la pandemia mortal del coronavirus se personifica de forma ejemplar en todos ustedes.

La mayoría de los ciudadanos deben restar confinados en sus hogares para evitar la propagación de la enfermedad. Esa es su misión, que deben cumplir a rajatabla. Puede que algunos consideren el confinamiento como una incomodidad. Pero es solamente eso: una incomodidad pasajera que puede mitigarse con lectura, medios de comunicación, internet, conversando, descansando, cocinando, limpiando, con tareas de bricolaje, haciendo tareas del hogar que posponían desde hace meses, haciendo ejercicio e, incluso, simplemente meditando, pensando, reflexionando sobre nuestro devenir vital.

Otros, sin embargo, han sido llamados a tareas mucho más peligrosas. Son todos ustedes. En primera fila de combate, en las trincheras de la batalla, cubiertos del barro de la lucha incansable, extenuados por la inmensa tarea, ustedes son nuestros auténticos héroes y heroínas de esta contienda que vamos a ganar.

Profesionales sanitarios de todas las escalas y especialidades, doctores médicos, jóvenes MIR, enfermeras y enfermeros, auxiliares de enfermería, auxiliares de clínica, celadores, personal público y privado de la limpieza y la higiene, trabajadores de los servicios de la recogida de desperdicios y basuras, reponedores y cajeras de supermercados, farmacéuticos y mancebos de farmacia, analistas clínicos, recepcionistas y administrativos de hospital, conductores de autobús y de tren, pilotos de avión y todo el personal de cabina, marineros, militares de todas las graduaciones y cuerpos, agentes de la Guardia Civil y de las policías Nacional y locales, bomberos y todos aquellos que cada día, cada hora, cada minuto, sin descanso, sin tiempo para sí mismo y sin margen para el error hacen todo lo que pueden, y más, para salvarnos a todos los demás de la pandemia asesina.

A todos ustedes, muchas gracias y todo nuestro apoyo. Nuestro apoyo individual como ciudadanos responsables y nuestro apoyo como grupo de comunicación que, siendo fieles a nuestra hoja de ruta, consideramos prioritario el cumplimiento de la responsabilidad cívica que siempre nos ha situado al lado y en el mismo centro de la sociedad de la que formamos parte.

Grup 4 de Comunicació Multimèdia –matriz de Canal4 Televisión, Canal4 Ràdio, Ràdio Murta y de los periódicos digitales Canal4Diario.com y MallorcaEsports.es– quiere, como el resto de la sociedad, aplaudir al final de cada jornada su esfuerzo y dedicación. Y así lo transmitimos y comunicamos a través de nuestras plataformas informativas.

Señoras heroínas y señores héroes:

No consideren esta denominación que estamos utilizando con ustedes como un simple recurso literario hueco. Nada más lejos. Lo decimos y lo escribimos en este artículo editorial porque así lo pensamos, creemos y defendemos. Son todos ustedes unos auténticos jabatos en la primera línea de este combate. Les apoyamos de forma intensa y extensa. Siéntanse ustedes queridos, aplaudidos y admirados.

Ya habrá tiempo en el futuro para analizar, valorar y reclamar responsabilidades ante todo lo que ha acontecido. La sociedad, aunque exánime tras la batalla contra el coronavirus, no olvidará lo acontecido sin exigir responsabilidades y justificaciones por las carencias, los errores y, sobre todo, los egoísmos partidistas de los que debían prevenir todo lo que ha pasado y, más importante aún, liderar este combate anteponiendo las necesidades de la población a sus espurias prioridades. Pero eso será más adelante.

Ahora lo que toca es aunar esfuerzos y sumar voluntades. Así lo hacemos y así lo seguiremos haciendo.

Señoras heroínas y señores héroes:

No queremos entretenerles más en estos momentos en los que lo auténticamente prioritario es el combate contra el coronavirus. Reiterar de nuevo nuestro agradecimiento y nuestro aplauso. No duden que todo lo que están haciendo lo hacen respaldados por toda la sociedad. Por todos nosotros.

Les deseamos mucha suerte en su lucha porque su suerte es la nuestra. Ustedes nos van a salvar. Estamos seguros y así se lo queremos y debemos agradecer.

De todo corazón: gracias, mil gracias.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here