Endesa realiza un simulacro de contagio de COVID-19 a personal del Centro Control de Generación

Endesa centre de control

Endesa ha realizado un simulacro de contagio de coronavirus (COVID-19) al personal del Centro de Control de Generación, una instalación estratégica para garantizar el suministro eléctrico, con el objetivo de probar el Plan de Emergencia por COVID-19 y evaluar a su personal; así como comprobar la coordinación y protocolos de avisos y comunicación entre actuantes.

Según ha informado la empresa energética este martes en una nota de prensa, el simulacro se ha iniciado con la alerta de un técnico del Centro de Control de Generación, que se debía incorporar al turno de las 23.00 horas, cuando ha comunicado al responsable que tenía fiebre y tos, ha llamado al 061 y, de momento, le han dicho que ha de permanecer en su domicilio a la espera de valoración médica.

A partir de este momento, ha explicado, se han puesto en marcha todos los protocolos establecidos por la Compañía para cuando un empleado ha dado positivo, o como ha sido este caso, se sospecha que tiene síntomas compatibles con el virus después de encontrarse mal.

Posteriormente, ha indicado, se ha declarado “de forma inmediata” el estado de emergencia por COVID-19 a toda la instalación y se ha activado el protocolo en que han participado desde la Dirección de la Compañía, Organización y RRHH, el Servicio Médico, Seguridad, Servicio de Mantenimiento, entre otros.

Mientras, en paralelo, ha señalado, se han verificado las interacciones que esta persona hubiera tenido con otros compañeros durante los últimos quince días, para evitar ningún riesgo.

Finalmente, ha insistido la Compañía, se ha activado el protocolo de desinfección con Equipos de Protección Individual para acceder a las instalaciones y hacer la limpieza.

OTRO SIMULACRO DENTRO DEL PLAN DE PREVENCIÓN Y SEGURIDAD

Por otro lado, Endesa ha hecho constar que, dentro del plan de prevención y seguridad se ha llevado a cabo otro simulacro, en este caso de un problema en las comunicaciones, que no permitía al Centro de Control desarrollar el trabajo de gestión de la producción eléctrica en Baleares.

En este escenario, ha contado, se ha supuesto que existe un problema con las comunicaciones de los enlaces con el Operador del Sistema (REE) y un problema de degradación general del sistema, afectando al control de generación automático de las unidades de producción.

Entonces, ha añadido, por el hecho de estar afectado el control de generación automático por la degradación del sistema, el operador del centro de control, por seguridad, ha comunicado con los centros de control de todas las centrales y ha pedido que tomen el control local de todas las unidades de generación que estén en control remoto en aquel momento, informándoles que ha sido a consecuencia de un problema con el Sistema de Control.

Posteriormente, ha seguido diciendo, el problema ha sido comunicado al grupo de apoyo, que ha determinado las causas de este problema y ha solicitado permiso para resolverlo. El operador del centro de control ha hecho las verificaciones pertinentes y el grupo de apoyo ha confirmado que la intervención ha sido “efectiva” y “satisfactoria.”

Con todo, ha hecho constar que estos ejercicios se han sumado a los planes de prevención y seguridad que realiza la Compañía con el objetivo de prevenir incidentes y saber como actuar de manera “segura y efectiva” en el caso de producirse un incidente, minimizando así el tiempo de respuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here