Seis arrestados en Menorca, Eivissa y Mallorca por incumplir las reestricciones

Policia Naciona

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las Policías Locales del archipiélago, detuvieron ayer a seis personas en Illes Balears, cuatro en Mallorca, una en Eivissa y otra en Menorca, por desobediencia a agentes de la autoridad por incumplir las restricciones del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

La Policía Local de Ciutadella arrestó ayer por la tarde a un joven de 22 años que caminaba por la vía pública sin causa justificada. Fue propuesto para sanción por desobediencia y reaccionó amenazando e increpando a los agentes. Horas antes, la Policía había ido a su domicilio porque estaba muy alterado y quería salir de casa sin atender a las indicaciones de los funcionarios policiales.

En Eivissa, la Policía Local de Sant Antoni de Portmany detuvo también ayer por la tarde a un conductor tras ser identificado en un control. El ciudadano salió del vehículo en actitud agresiva cuando fue informado de que iba a ser denunciado por encontrarse en la calle sin motivo justificado. El conductor empezó a gritar a los agentes, por lo que fue reducido y arrestado.

Mientras, en Mallorca, otro ciudadano fue arrestado ayer por la noche en Campanet después de amenazar e increpar a los vecinos en plena calle. Una patrulla de la Guardia Civil le indicó en reiteradas ocasiones que debía regresar a su domicilio y que iba a ser propuesto para sanción por permanecer en la vía pública sin causa justificada. El ciudadano hizo caso omiso a los requerimientos de los agentes y les amenazó.

Por su parte, la Policía Nacional detuvo a otros tres hombres en Palma por vulnerar el confinamiento domiciliario durante el estado de alarma. Uno de ellos, de 36 años, fue sorprendido cuando caminaba por la zona de Son Gotleu ayer por la mañana con una pequeña pistola eléctrica en la mano. El peatón se encaró a los funcionarios policiales, se resistió a ser cacheado y finalmente fue detenido y se le intervino la pistola eléctrica. Horas más tarde, al mediodía, los agentes arrestaron a un conductor de 24 años que iba en un coche con otra persona en la zona de Son Banya. Ambos fueron propuestos para sanción por desobediencia y el joven reaccionó de forma agresiva contra los policías a quienes amenazó e insultó. Por último, un motorista de 46 años fue detenido ayer por la noche en el Camí de Son Banya tras ser identificado en un control policial. No pudo justificar ningún motivo por el que se encontraba en la vía pública. El día anterior ya había sido arrestado después de darse a la fuga a toda velocidad en otro control en esa misma zona.

Por otro lado, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado prosiguen con los controles en puertos, aeropuertos y carreteras del archipiélago. El aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, registró ayer la llegada de 79 pasajeros, mientras que otros 62 abandonaron Mallorca en los 10 vuelos que operaron, según los datos de la Guardia Civil. El aeródromo de Eivissa recibió 30 viajeros en dos vuelos de entrada y otros 19 se marcharon de la isla en dos vuelos de salida. El aeropuerto de Menorca contabilizó a 23 personas que llegaron y otras 7 salieron de la isla en cuatro vuelos programados.

La Guardia Civil continúa con los dispositivos de vigilancia en vías principales y carreteras secundarias para evitar desplazamientos innecesarios y traslados a segundas residencias durante la Semana Santa.

La vigesimonovena jornada de restricciones transcurre hoy sin incidencias relevantes en el archipiélago. La Delegación del Gobierno en Illes Balears agradece la colaboración de la ciudadanía durante estos días, pero advierte de que no podemos relajarnos en la lucha contra el coronavirus. Insiste en que el confinamiento es nuestra máxima protección frente a la pandemia, además de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here