Nicolau Canyelles, batle de Santa Maria: “No hay palabras que definan el orgullo que siento por mi pueblo”

La localidad mallorquina de Santa Maria del Camí es un ejemplo de unión y solidaridad entre sus residentes en la lucha contra la pandemia del COVID-19. Una determinación que debería exportarse a todos los lugares de la geofrafía mundial.

Desde el primer hasta el último vecino intenta ayudar por el bien comun de todos, y el mismo alcalde de la localidad mallorquina, Nicolau Canyelles, nos explicaba todas las iniciativas numerosas que están llevando a cabo durante estos días de confinamiento.

Una de las más sorprendentes y que gusta más es el “Tardeo Virtual”. Consta que algunos ciudadanos colocan sus torres de música y altavoces en sus terrazas y amenizan las tardes de la localidad.

Además, y ya en un aspecto más sanitario, el alcalde de Santa Maria del Camí nos detalla la solidaridad por parte de los payeses del municipio. A las 8 de la mañana se reúnen todos en la plaza, con sus tractores y bombas de agua, y desinfectan todas las calles de la localidad. Un proceso que se lleva a cabo cada dos días de la semana.

Finalmente, no hay que olvidar la idea brillante de Protección Civil para que los grandes héroes de esta situación de confinamiento, que son los niños y niñas que no pueden salir de sus casas, puedan esbozar una sonrisa. Por ello se les visita cada día a sus respectivos domicilios y los más pequeños les reparten dibujos. Estas ilustraciones se guardan en un lugar seguro y Nicolau Canyelles nos confirmaba, que cuando todo esto pase, se abrirá una exposición con todas ellas en la tradicional fira de cada semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here