Crónica sobre la actualidad de Menorca

Las calles de Menorca poco a poco también van recobrando vida, este pasado fin de semana, al igual que en el resto del Estado, los mayores de 14 años han podido volver al espacio público para practicar deporte o pasear aunque limitados siempre los horarios y normas marcadas desde el Gobierno central.

Las únicas poblaciones de la isla que han quedado ausentes de estas normas por ser municipios de menos de 5.000 habitantes han sido Es Migjorn y Ferreries.

Y desde hoy hemos podido ver ya como algunos comercios de hasta 400 metros cuadrados han levantado sus persianas después de permanecer casi dos meses cerrados, pero también lo han hecho con ciertas restricciones como sólo poder atender un cliente a la vez. En el caso de las peluquerías, uno de los servicios más deseados, únicamente se ha dado con cita previa y con fuertes medidas de higiene. Algunos bares y restaurantes también desde este lunes han podido recuperar la actividad aunque tan sólo han hecho mediante encargos para llevar.

Por otra parte el sector de la construcción ha retomado de nuevo las reformas en viviendas deshabitadas y locales cerrados.

Pero esta no es la realidad que Menorca deseaba desde este lunes, ya que todas sus actividades que les acabamos de nombrar son las permitidas dentro la fase 0 de la desescalada. Nuestra isla esperaba poder pasar directamente en la fase 1 ya desde hoy, mismo tal y como lo habían solicitado al Estado el pasado Jueves Consejo y Gobierno a raíz de consultas con expertos y después de que los indicadores sanitarios lo avalasen.

De momento la petición por parte del Ejecutivo central no ha obtenido respuesta. Desde el Consejo Insular señalan que seguirán trabajando para conseguirlo.

Pasando ya a las reacciones políticas Més per Menorca considera absurdo que nuestra isla no pase desde hoy directamente a la fase 1 y dice que es una muestra más de que Madrid no escucha a Baleares y lo más grave es que no escucha ni a los suyos ni a los expertos.

En cambio, el Partido Popular ha culpabilizado a Susana Mora de no haber hecho suficiente trabajo para conseguir esta paso y de no tener ningún plan específico para su recuperación de las empresas locales.

Quién sí ya ha presentado un paquete de medidas para afrontar los efectos empresariales que está dejando la crisis sanitaria del Ajuntament de Alaior. Concretamente se han lanzado más de 15 acciones.

Entre ellas destacan que todos los restaurantes, bares y cafeterías del municipio, tendrán derecho a acogerse a una ayuda para Pymes y trabajadores lanzada desde el Ajuntament con una compensación de 700 € para los establecimientos que tengan abierto todo el año y de 350 € para aquellos que sólo lo hagan en temporada.

El consistorio también ha anunciado que será flexible con la ampliación de las terrazas y que el sector hostelero reducirá su tasa de recogida de basuras y ocupación de vía pública a un 50%.

Y coincidiendo con la pandemia el OBSAM ha presentado los últimos indicadores sociales con datos extraídos del 2018. El documento revela que la tasa de pobreza en la isla se sitúa en un 15%. Una cifra que podría aumentar próximamente por los efectos colaterales del virus.

El estudio también pone de manifiesto que la población en Menorca ha crecido por primera vez después de 5 años llegando a los 91.920 habitantes por more de la llegada de personas desde el extranjero, Por otra parte desgraciadamente la cifra de violencia machista ha repuntando dentro se postrero año siguiente víctimas 6 de cada mil mujeres, cifra que es la más elevada desde 2010, en cambio los casos de maltrato infantil ha bajado en un 35%.

La Consellera de Bienestar Social, Barbara Torrent, ha manifestado en un comunicado que son unos datos que demuestran que hay que seguir trabajando para ampliar la cobertura en los colectivos más vulnerables, y ahora más que nunca cuando se teme que estos aumenten por la crisis sanitaria y económica.

Por lo que respecta a los afectados por Covidi-19 en la isla hay que decir que se rompe la buena racha de una semana consecutiva sin nuevos contagios, por que hoy se ha descubierto uno nuevo que está siendo atendido desde su domicilio. También cabe decir que en las últimas horas un interno de 76 años del geriátrico de Es Mercadal que había dado negativo hasta en dos ocasiones, ha sido ingresado en el hospital Mateu Orfila después de que presentara de nuevo síntomas.

Así pues, a estas alturas hay 11 pacientes activos, que se desglosan con 8 ingresados, ​​5 en UCI y 3 en planta y 2 personas más que están siendo atendidas por equipos uvac. El total acumulado se eleva a 110 casos, 11 muertos y 88 altas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here