Schola Libera, asociación de entidades de enseñanza concertada, exige garantías a la Consellería de Educación

En su opinión supone exponer a alumnos y profesores a un grave e innecesario riesgo y la Conselleria debe asumir íntegramente la responsabilidad de esta decisión.

Schola Libera pone de manifiesto su oposición al borrador de protocolo que implica la apertura de los centros educativos ordinarios y de educación especial de todas las etapas y enseñanzas de Illes Balears con criterios que nada tienen que ver con el interés educativo de sus alumnos, y rechaza que se abran los colegios sin que la Conselleria pueda ofrecer garantías sanitarias para docentes y alumnos. La escuela concertada tiene como finalidad satisfacer el derecho a la educación y sus colegios no pueden ser convertidos por los poderes públicos en centros de mera custodia de menores para facilitar la conciliación laboral de sus padres.

Schola Libera lamenta que este plan de retorno, así como el borrador del protocolo de apertura de los centros educativos se hayan elaborado de espaldas a las patronales, sindicatos y asociaciones de madres y padres de la enseñanza concertada de Illes Balears. Reabrir los centros, por 20 días lectivos, sin poder ofrecer las mínimas garantías sanitarias podría desatar una intensificación del riesgo de contagio del virus y un incremento del número de afectados, tal y como ya está ocurriendo en otros países, como Alemania.

Cabe reseñar que aún cumpliendo las medidas de distanciamiento establecidas resulta muy difícil cumplir con los requerimientos mínimos cuando hablamos de niños menores de 6 años y colectivos vulnerables con discapacidad, máxime cuando el uso de mascarillas no es recomendable en esos colectivos.

Schola Libera insta a que la Administración autonómica asuma íntegramente la responsabilidad de la reapertura de centros para desarrollar funciones de custodia, aporte certezas y concrete en qué condiciones y con qué garantías se pretende un regreso presencial de docentes y alumnado, en el caso de producirse esta circunstancia en la fase II, a partir del 25 de mayo.

En este sentido, Schola Libera expresa su rechazo a una apertura sin las debidas garantías y acepta el mandato de la ley y su cumplimiento, pero dejando claro que la Administración educativa será la única responsable en caso de producirse contagios indeseados.

Igualmente, solicita a la Conselleria que garantice el suministro y asuma el coste del material de protección individual que ahora exige a alumnado y trabajadores, pues éste no forma parte de las obligaciones contraídas mediante el concierto educativo.

Schola Libera reclama sentido común y que se inicie la negociación con el sector educativo para elaborar un plan de retorno consensuado y con garantías.

Finalmente, solicita al Govern que el proceso de escolarización del alumnado se pueda hacer también de manera presencial en los centros, tal y como establece la Ley Orgánica de Educación, aplicando todos los protocolos sanitarios que correspondan, con cita previa y respetando las medidas de seguridad.

El próximo jueves está convocada la Mesa de la Enseñanza Privada Concertada y Schola Libera espera que la Conselleria atienda sus peticiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here