Martí March apuesta por clases presenciales a partir del mes de septiembre

El conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, ha reconocido este jueves que el próximo curso “requerirá la ampliación de las plantillas de docentes” pero no ha aclarado el volumen del incremento ni con qué recursos se contará.

En este sentido, March ha adelantado que va a pedir a los ministerios de Educación y Universidades una “partida económica Covid-19” destinada a afrontar las necesidades del próximo curso escolar.

El conseller ha detallado que en este momento su departamento, más allá de la contratación de más docentes, trabaja en una “preparación global” del próximo curso, no solo desde el punto de vista de los recursos humanos sino también, por ejemplo, de los recursos para la protección del personal y los alumnos y la digitalización.

March ha indicado que igual que se han destinado recursos “muy necesarios” a la sanidad y a garantizar los derechos de los trabajadores, entre otros asuntos, la escuelas “serán ahora quienes van a necesitar recursos”.

El conseller ha destacado que en el paso a la fase 3 y las nuevas circunstancias en el sector educativo “no hay ruptura” sino una “progresión” de las medidas y las actuaciones llevadas a cabo hasta el momento y un “seguimiento de la hoja de ruta prevista desde el principio”.

Sobre el inicio del curso 2020-2021 March ha recalcado que su objetivo es “la normalidad y la presencialidad”, que se ha demostrado “fundamental”, especialmente hasta los primeros cursos de Secundaria.

En este sentido, March ha mostrado su coincidencia con la petición quen han hecho familias de Esporles para que se garantice el total regreso a la presencialidad en septiembre.

Según ha detallado, durante el mes de junio las diferentes comisiones trabajarán en la preparación del siguiente curso y durante el mes de julio los centros educativos deberán preparar sus planes de contingencia.

FASE 3 EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

En una rueda de prensa, el conseller de Educación ha detallado las actividades que se llevarán a cabo presencialmente en los centros educativos a partir de la entrada de Baleares a la fase 3.

La resolución que especifica el protocolo de desescalada progresiva de esta fase en los centros educativos no universitarios de Baleares se enviará esta semana al BOIB.

Según ha explicado, con la entrada en la fase 3 “se amplía la actividad presencial” de los centros educativos de forma que se puedan ofrecer tutorías y también actividades de refuerzo en todos los niveles, además de la apertura de las escoletes.

AUMENTO DE LA PRESENCIALIDAD

A partir de la entrada en vigor de esta resolución, los centros educativos mantendrán abiertas sus instalaciones entre las 09.00 y las 13.00 horas y entre las 15.00 y las 19.00 horas.

Se llevarán a cabo tutorías de orientación o de materia y actividades de refuerzo para el alumnado de cualquier curso con cita previa, individuales o en grupo de un máximo de 10 alumnos en el segundo ciclo de Infantil, y de 15 en los otros niveles educativos. Las tutorías y las actividades de refuerzo se pueden solicitar por parte del alumnado, las familias y los centros.

March ha subrayado que se realizará también intervención, orientación y apoyo al alumnado con necesidades especiales y otros que hayan sufrido una situación de especial dificultad durante el periodo de suspensión de las actividades presenciales.

Estas actividades se harán con cita previa, individual o en grupos, por parte de los tutores o de los diferentes profesionales de apoyo del centro, incluidos técnicos de atención a la diversidad, educadores sociales, ATS, fisioterapeutas, etc.

En la fase 3 está prevista también la apertura de los centros públicos de cero a tres años, que retomarán las actividades educativas presenciales. En este sentido, March ha señalado que la apertura de los centros que no son de la conselleria, depende de su titularidad.

En general, ha indicado, se vigilará desde los centros educativos el estado de salud del alumnado, así como las posibles situaciones de absentismo u otras problemáticas sociofamiliares.

El conseller ha señalado que también se tendrá en cuenta que algunos alumnos durante el confinamiento se han encontrado con situaciones difíciles, problemas graves de convivencia, situaciones de maltrato, aislamiento social, brecha digital, entre otros, y, por lo tanto, “se tendrán que coordinar estos casos con los servicios sociales respectivos”.

Se tendrán que evitar las aglomeraciones y las visitas de padres, madres u otras personas a las instalaciones de los centros no estarán permitidas a todos los efectos, y se tendrán que gestionar con cita previa, o por indicación del profesorado o del equipo directivo, respetando siempre las medidas de prevención e higiene establecidas en los anexos de este protocolo.

En esta fase, ha añadido, continúa la suspensión del servicio de comedor y de transporte escolar.

REINCORPORACIÓN DEL PERSONAL DOCENTE

Según ha explicado el conseller de Educación, a partir de día 19 de junio, una vez finalizada el curso escolar y hasta el día 30 de junio, todo el personal docente se reincorporará al centro de manera presencial, por turnos y con las medidas sanitarias establecidas, de acuerdo con la planificación que propondrá el equipo directivo.

En este sentido, el objetivo es colaborar en la revisión y adecuación de los espacios, la finalización del curso y la preparación del siguiente, así como preparar y organizar el Plan de Acompañamiento Escolar (PAE) de verano. A partir del 1 de julio, la preparación del curso 2020-2021 podrá continuar de manera no presencial hasta el 31 de julio.

CELEBRACIÓN DE LA EBAU

Sobre la celebración de las pruebas de acceso de selectividad, March ha adelantado que la próxima semana se podrán conocer los detalles de esta cita.

En todo caso ha explicado que el trabajo conjunto con la Universitat de les Illes Balears es “constante” con el objetivo de que los alumnos se sientan “cómodos y tranquilos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here