El sector turístico define los últimos detalles del plan piloto de las Balears

El Govern anunció ayer el tan esperado plan piloto del turismo que permitirá que Balears sea el primer territorio nacional en recibir turistas extranjeros.

El Gobierno central ya ha dado el visto bueno y el próximo lunes, 15 de junio, se abrirá un corredor entre Alemania, que tiene una situación epidemiológica muy similar a la nuestra, y les Illes Balears para que hasta 10.900 alemanes se conviertan en los primeros en venir de vacaciones a España desde el inicio de la pandemia de la COVID-19.

Aun así, no todos los partidos políticos celebran del mismo modo la aprobación de este proyecto de reactivación turística. De hecho, VOX Baleares ha asegurado que el plan aprobado, es solo una versión descafeinada de las propuestas que había hecho el partido encabezado por Jorge Campos y que ha utilizado el Govern de Armengol para maquillar su gestión.

Por el mismo lado ha criticado el portavoz del PP, Biel Company, quien afirma que el plan es más simbólico que estructural, ya que será positivo a nivel de imagen, pero ni de cerca, salvará la temporada.

A pesar de las críticas de algunas formaciones políticas, los hoteleros de Mallorca han mostrado su satisfacción por tener la oportunidad de “poner en valor” la seguridad sanitaria y la profesionalidad de los agentes del sector turístico balear.

Sin embargo, las reacciones son distintas en las otras islas. Los principales actores del turismo pitiuso han recibido este anuncio con un gusto agridulce. Por un lado, consideran el plan como vital para posicionar a Balears como un destino seguro. Pero por otro, creen que no hay margen de maniobra y que el plan, prácticamente, no tendrá incidencia más allá de Mallorca, a causa del excesivo tiempo que ha tardado el Ejecutivo central en tomar una decisión.

En Formentera también han celebrado la buena noticia, pero piden que se realicen las gestiones necesarias para que haya vuelos directos en las islas menores y así, animar al turismo alemán a acercarse también a las Pitiüses.

Y en Menorca más de lo mismo, creen que la idea de la prueba piloto es buena, pero temen que se quede en un mero anuncio. Los hoteleros se han mostrado decepcionados y denuncian los cambios de protocolos y decisiones en cuestión de días e incluso horas. Para más inri, los turistas alemanes tienen una tradición de gran desconocimiento con Menorca, algo que puede afectar negativamente en la isla.

Con todo, Platja de Palma y Alcúdia son las dos zonas elegidas en Mallorca para alojar a los visitantes. El Iberostar Cristina, el RIU Bravo y el RIU Concordia a Platja de Palma; y el Alcúdia Garden y el Viva Golf en el municipio de Alcúdia.

En Menorca dos hoteles ARTIEM se han propuesto para llevar a cabo esta prueba piloto, a pesar de que todavía no está definido. En Eivissa solo un hotel, de la cadena Palladium Hotel Group, en la zona de Platja d’en Bossa, estaría preparado para recibir a estos turistas. Y se valora también la apertura de un hotel en Formentera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here