El Ajuntament de Alcúdia ha incrementado las partidas presupuestarias para servicios sociales

Desde que se declaró el estado de alarma por la Covid-19, el departamento de servicios sociales del ayuntamiento de Alcúdia ha vivido en primera línea las necesidades más inmediatas de la población, con un incremento de las demandas de emergencia social sin precedentes.

Ante la situación creada se han ido tomando una serie de medidas para agilizar trámites para las ayudas económicas con la optimización de todos los recursos técnicos y humanos, con el refuerzo de la plantilla del departamento y con la dotación presupuestaria necesaria para hacer frente a las necesidades.

Hay que remarcar que se han agilizado trámites y procedimientos administrativos para actuar con más rapidez y se han priorizado las tramitaciones de prestaciones de rentas básicas y rentas mínimas de inserción.

También se ha habilitado crédito para afrontar las demandas de ayudas económicas y ayudas en especies, como son los productos alimenticios, de higiene personal, de higiene del  hogar y productos infantiles del Banco de Alimentos.

Por otra parte se han reasignando funciones a las profesionales de trabajo social especializado como son por ejemplo la psicóloga y la técnica de igualdad. Han pasado a desarrollar tareas asistenciales y de trámites para activar recursos económicos y de ayudas en especies. Igualmente se ha procedido con las educadoras sociales del equipo.

Dadas el número de tareas que han sobrevenido a causa del coronavirus, se han incrementado los recursos humanos: se contrató dos auxiliar administrativas, se ha ampliado el contrato de una trabajadora social, que estaba a media jornada, pasando a jornada completa y se han contratado una trabajadora social más. Asimismo, las trabajadoras que tienen disponibilidad realizan horas extraordinarias. También contamos con la incorporación al equipo de un alumno en prácticas de Trabajo Social.

Atención, tramitación de ayudas y gestión de necesidades.

Los datos derivados de la situación social a causa de la Covid-19 son bastante claras. Y según los datos contabilizados hasta la fecha del 1 de junio, se han atendido 1.688 llamadas telefónicas.

En cuanto a las llamadas “Resogas” y rentas mínimas de inserción se han tramitado hasta entonces 375. Ayudas que en situación de “normalidad”, tenían una media anual entre 40 y 50 casos.

Se han tramitado además 104 ayudas económicas municipales de emergencia, en tal sólo 3 meses. Comparativamente en todo el año 2018 se tramitaron un total 95 y en 2019, un total de 119.

Por otra parte, se han adquirido 200 tarjetas de subsistencia básicas que se van tramitando teniendo en cuenta las necesidades que van llegando. El Ayuntamiento de Alcúdia, en previsión de las posibles necesidades de aquí a diciembre, ha habilitado una partida de 74.000 €.

El banco de alimentos reparte, en colaboración con las entidades Cruz Roja y C & R, a 1725 personas, a fecha de 01 de junio, con una inversión de 36.000 euros. Para ser conscientes de la situación de emergencia vivida estos meses, se puede realizar una comparativa con diciembre de 2019. El banco de alimentos proveía a 632 personas y se gastaban al año entre 12.000 y 15.000 € el año.

Otras Intervenciones sociales.

Desde el departamento de servicios sociales, con el apoyo de todo el personal de bienestar social, han seguido apoyando a las familias y menores, con varias intervenciones, así se ha hecho el seguimiento a 95 familias de forma presencial y soporte telefónico

No se puede olvidar el servicio de menús a domicilio. En estos momentos se reparten 42 menús a domicilio a personas dependientes y sin techo, y se realizan compras a personas vulnerables, 20 compras a domicilio, con colaboración de voluntarios de Protección Civil.

En estos momentos desde el Ayuntamiento de Alcúdia tras la presentación del Plan de reactivación económica de Alcudia, con un primer paquete de medidas, sin dejar de lado ningún sector económico, hace una apuesta por la dotación presupuestaria para apoyar a colectivos más afectados por el coronavirus, pero con la prioridad puesta en cualquier necesidad social, de las personas y familias más vulnerables.

Así se puso de manifiesto en las palabras de la alcaldesa Bárbara Rebassa, y con el apoyo de todos y cada uno de los grupos políticos municipales. La concejala de servicios sociales y sanidad Aguiar Lobo, manifestaba respecto a los tres meses vividos en su departamento que han sido meses de “muchísima responsabilidad y trabajo, hemos tenido muy presente que más que nunca teníamos que estar al lado de las familias y personas más desfavorecidas debido a la pandemia y miramos el futuro con la esperanza de que todo lo vivido nos enseñará. Tenemos que aprender de los errores y que pronto puedan volver a una normalidad con todas las garantías sociales y sanitarias. ”

Asimismo, el departamento encabezado por la técnica coordinadora Xesca Cerdà ha realizado y realiza una tarea con actuaciones a corto plazo pero con planificación de cara a posibles situaciones que vendan dadas hacia el próximo otoño invierno.

Teniendo en cuenta la actual coyuntura económica, a la espera del inicio de la temporada turística.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here