Llegan a Palma los primeros turistas del plan piloto

El aeropuerto de Son Sant Joan ya ha recibido la esperada llegada de los primeros turistas que participan en el plan piloto para reactivar el turismo en Balears.

La expectación por parte de los medios de comunicación en el aeropuerto de Palma ha sido máxima, todo para captar la imagen del día: la de aquellos primeros turistas alemanes que llegan tras el cierre de fronteras por la pandemia del COVID-19.

aeropuerto prensaManteniendo la distancia de seguridad y todas las medidas establecidas por AENA, no son pocos los periodistas y gráficos que esperan un vuelo que debería llegar a las 10.35 horas y que finalmente ha aterrizado en Son Sant Joan con varios minutos de retraso procedente de Düsseldorf.

Los primeros visitantes han ido saliendo de la terminal de llegadas uno tras otro, manteniendo la distancia de seguridad para evitar las aglomeraciones.

El plan piloto iba a transcurrir durante la segunda quincena de junio, y tenía previsto la llegada, a lo largo de este periodo, de hasta 10.900 turistas procedentes de Alemania, que no tendrían que pasar la cuarentena impuesta al resto de viajeros internacionales.

A pesar de esta reducción temporal, este plan permite a Balears convertirse en el primer destino de España que se abre al mercado internacional, y lo hace con dos vuelos programados desde Frankfurt y Düsseldorf, operados por TUIfly.

Los 10.900 turistas que iban a llegar de una forma escalonada representaban un 0,9% de los visitantes que tuvo la Comunidad en la misma quincena de 2019. Las compañías aéreas deberán informar del número máximo de plazas diarias.

Alemania es el principal mercado emisor de turistas hacia Balears, sobre todo para Mallorca. Sin embargo, otro de los principales motivos para llevar a cabo la prueba piloto con este país ha sido que su situación epidemiológica es similar a la de Balears.

Primeros turistas plan pilotoCONTROLES SANITARIOS

El plan no contempla realizar tests previos de coronavirus en origen, sino que los controles sanitarios consistirán en un cuestionario de salud pública a bordo del avión y una toma de temperatura -mediante cámaras termográficas- a la llegada al aeropuerto de destino.

Si en el cuestionario se detectan síntomas compatibles con el COVID-19, se realizará una entrevista clínica ‘in situ’ por parte de un profesional sanitario, y si se concluye con una sospecha de COVID, se tomarán medidas (aislamiento, ingreso hospitalario o lo que determinen los sanitarios).

Al aterrizar en Balears los viajeros recibirán un mensaje de texto con información sanitaria relevante, como números de contacto de emergencias y medidas a observar. También se les entregarán folletos informativos.

Primeros turistas plan pilotoLos turistas que deseen visitar las Islas deberán proporcionar números de contacto e informar de dónde se van a hospedar, puesto que durante la estancia se hará un seguimiento telefónico para controlar la aparición de posibles síntomas.

Así, si un turista presenta síntomas de coronavirus (COVID-19) durante su estancia, se activará un protocolo mediante el cual los servicios sanitarios públicos le practicarán una prueba PCR. El turista deberá esperar durante cuatro horas en su alojamiento el resultado.

Si fuera positivo, sería trasladado -con su familia, si lo desea- a un alojamiento alternativo contratado por el Govern. En los casos graves serían trasladados a un hospital. Igualmente, se realizará un rastreo de sus contactos para descartar más casos.

En este sentido, Balears ha dispuesto nueve apartahoteles en la isla de Mallorca y dos en Eivissa, que estarán disponibles a partir de este lunes para asintomáticos, según ha confirmado en rueda de prensa este domingo la presidenta, Francina Armengol. En Menorca se tramita la licitación de un establecimiento turístico.

SIN OCIO NOCTURNO

Esta apertura del turismo vendrá marcada por la falta de oferta de ocio nocturno, que el Govern ha preferido mantener cerrada a pesar de la entrada en la fase 3. Desde el Ejecutivo defendieron el pasado martes que cualquier turista es “consciente” de que la situación es “excepcional” y recordó que, al margen de la pandemia, el Govern ya había elaborado un decreto para combatir el turismo ‘de borrachera’.

En este contexto, el Govern destacó la oferta gastronómica, las playas y paisajes y las posibilidades de turismo activo y de naturaleza, por lo que ha apuntado que la oferta se enfoca a un turismo familiar. El plan contempla promover actividades como visitas a lugares de interés -como el Castillo de Bellver o el Tren de Sóller- para los visitantes que procedan de touroperación.

UN COMITÉ DE SEGUIMIENTO QUE SE REUNIRÁ CADA DOS DÍAS

El fin de este programa piloto, según el Ministerio de Sanidad, es comprobar el funcionamiento del modelo de levantamiento de los controles temporales de las fronteras interiores y la recuperación de la libertad de circulación. Para ello, se constituirá un Comité de Seguimiento que se reunirá cada dos días y cuyas decisiones se adoptarán por consenso.

Dicho Comité estará compuesto por representantes del Ministerio de Sanidad, de la Secretaría de Estado de Turismo, de Aena, del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y de los órganos competentes en materia de Sanidad y Turismo de la Comunidad Autónoma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here