Cort reconoce que hay que edificar 2.260 viviendas nuevas cada año para cubrir la demanda social

El nuevo plan general del territorio del Ayuntamiento de Palma se abrirá a los barrios con el objetivo de “equilibrar las desigualdades entre zonas”.

Así lo ha confirmado este martes en una rueda de prensa, el alcalde de Palma, José Hila, quien ha estado acompañado por la regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol.

Truyol, en este sentido, ha explicado el eje del nuevo plan y ha subrayado que las medidas se han diseñado con un doble objetivo: la protección del territorio y la conservación del carácter municipal tanto a nivel paisajístico como patrimonial.

La regidora de Modelo de Ciudad ha precisado que las propuestas se han realizado en base a la proyección de crecimiento poblacional de Palma en los próximos 20 años, que se estima sea en unos 66.000 habitantes. “Palma es una ciudad atractiva donde la gente quiere vivir por eso nos hemos intentado situar en un escenario real”, ha insistido.

Truyol ha explicado que las viviendas que se construyan serán de diferentes necesidades. El 50% de la población las usará para emanciparse, el 8% para cubrir la necesidad de tener una vivienda y el 40% será para población nueva que venga a Palma

En total, el Ayuntamiento ha cifrado en 53.218 el número de viviendas nuevas que se harán en Palma en los próximos 20 años, 2.260 cada año. De éstas, el 80% se construirá sobre suelo urbano actual al realizar un ejercicio de optimización y el 20% restante se hará sobre suelo nuevo, donde se deberá hacer un ejercicio de contención del territorio.

En cuanto al incremento de suelo rústico, Cort calcula que será en 260 hectáreas llegando al total de 15.480. Sobre la protección del patrimonio, el nuevo plan del territorio contempla la clasificación de diferentes formas en función de la tipología del paisaje.

De este modo, Palma, en una previsión de 20 años, será una ciudad donde prime el “urbanismo de proximidad, de las llamadas de 15 minutos caminando”. “Esto se consigue construyendo más recursos de proximidad y que las zonas de viviendas integren espacios verdes, de comercios y negocios”, ha explicado Truyol, para después confirmar que se trata de una tendencia europea en cuanto al crecimiento de las ciudades.

En este sentido, el alcalde de Palma ha apostado por hacer del urbanismo de Palma una ciudad “sostenible, saludable, que su crecimiento se base en la igualdad y en la apuesta por la economía local”. “Se apuesta por una ciudad compacta, compleja y continua que sea compatible con la ciudad rural para así equilibrar la desigualdad entre zonas”, ha recalcado Hila.

Para conseguirlo, el nuevo plan del territorio del Ayuntamiento de Palma se ha diseñado en base a la reducción del consumo de territorio, el incremento de la protección del suelo rústico y la conservación del paisaje urbano. “Se defiende un urbanismo sostenible”, ha dicho el edil de Palma, quien ha asegurado que desde el área de Modelo de Ciudad no se ha diseñado una ciudad “dispersa”, sino una “en la que existan varios centros”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here