El obispo Taltavull firma la paz con los mallorquinistas de Sa Fundació Jaume III

Tras el desencuentro provocado con la organización mallorquinista Sa Fundació Jaume III a causa de las palabras del obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, destacando que la lengua propia de las Illes Balears es el catalán, este martes se ha restablecido la paz entre ambas partes.

Según una nota de prensa remitida por sa Fundació -y con el silencio sepulcral del obispado- Sa Fundació Jaume III señala que ha llevado a cabo una “reunión institucional con el obispo de Mallorca, Monseñor Taltavull” a la que han asistido el presidente de esta entidad, Fernando Fortuny; la vicepresidenta primera y doctora en Historia Antigua, Gari Durán;, y el director de Sa Fundació, Joan Pons.

Fortuny, Durán y Pons han presentado Sa Fundació al obispo de Mallorca, una entidad que se autodefine como “cultural nacida a finales de 2013 con un objetivo muy claro: dignificar el mallorquín, menorquín e ibicenco”.

Sobre las palabras del obispo, Sa Fundació señala que “no entra en debates estériles, sino que hacemos una labor práctica y efectiva en defensa del mallorquín. El balear, el valenciano y el catalán forman parte del mismo tronco lingüístico. Precisamente por eso, defendemos el uso de las tres variedades lingüísticas de nuestro idioma en pie de igualdad, como defendía Mossèn Antoni Mª Alcover”.

Sa Fundació ha pedido a la Diócesis de Mallorca “que la liturgia y las hojas parroquiales sean en mallorquín, para acescarse a los fieles de la isla”. Proponen que “la Iglesia vaya priorizando el mallorquín oralmente y por escrito”.

La entidad también ha propuesto a la Iglesia de Mallorca que “se anuncien las misas con el nombre de mallorquín, así como en Valencia se anuncian en valenciano”.

Por su parte, el obispo Taltavull, siempre según Sa Fundació, se ha comprometido a priorizar el mallorquín y las formas propias dentro de la Diócesis de Mallorca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here