Máximo control en los bares de los polígonos para frenar los contagios del coronavirus

Las inspecciones de medidas COVID-19 por parte de Govern, Consells y fuerzas de seguridad han llegado en la última semana a los bares y restaurantes ubicados en polígonos industriales.

“La intención es mejorar el grado de cumplimiento de la normativa en este entorno caracterizado por los meriendas grupales en los que no siempre se respeta la distancia interpersonal”, han precisado desde la Conselleria de Modernización y Administraciones Públicas en un comunicado difundido este lunes.

En la última semana se han hecho 40 inspecciones y se han levantado 25 actas. Por islas, el balance semanal deja 30 inspecciones en Mallorca con un resultado de 17 actas levantadas (Palma, Binissalem, Campos, Selva y Sineu), cinco intervenciones en Menorca, todas con acta (Migjorn Gran y Alaior), y cinco inspecciones en Ibiza , con tres actas levantadas (Sant Antoni, San Joan y Santa Eulària).

Desde su puesta en funcionamiento el 10 de julio, los operativos conjuntos entre inspectores de la Comunidad, Consells y fuerzas y cuerpos de seguridad suman un total de 495 actuaciones, de las que 308 han acabado con levantamiento de acta.

La normativa en Baleares prevé sanciones de entre 100 y 3.000 euros para las infracciones leves, hasta 60.000 euros para las graves, y de hasta 600.000 euros para las consideradas como más graves. Se consideran infracciones leves, pero con sanciones hasta los 100 euros, no usar mascarilla cuando sea obligatorio y fumar en espacios de uso público.

La consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, ya ha firmado las primeras comunicaciones de inicio de procedimiento sancionador a los infractores, que ahora tendrán posibilidad de presentar alegaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here