El Consell de Mallorca quiere pagar 250 euros por reunión a asesores nombrados a dedo

El Consell de Mallorca, a través del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), pretende pagar 250 euros por reunión a cada uno de los asesores que ha designado directamente a dedo a consecuencia del escándalo de las niñas menores de edad víctimas de la prostitución pese a estar acogidas por la institución insular.

Estos asesores no han sido seleccionados a través de un procedimiento objetivo e independiente sino que han conseguido el encargo y la futura remuneración sin concurrencia de otros especialistas gracias a la designación directa de los partidos que gobiernan el Consell mallorquín: PSIB, Unidas-Podemos y MÉS per Mallorca.

Tras destaparse en los medios de comunicación el desgobierno y descontrol existentes en el departamento de menores del IMAS a resultas de la denuncia judicial de la niña violada por otros cuatro varones -también menores de edad- en un piso del barrio palmesano de Corea las pasadas Navidades, los partidos de la oposición reclamaron la constitución de una comisión de investigación en el Consell de Mallorca para esclarecer las circunstancias que rodeaban a estos execrables hechos, especialmente graves dado que la víctima estaba bajo la tutela legal y protección del IMAS.

El pacto político del Consell de socialistas, podemitas y ecosoberanistas, sin embargo, se opuso a esta comisión de investigación plural y nombró a dedo a un grupo de personas que, según el texto de la resolución del nombramiento, debía asesorar al IMAS y aportar soluciones.

A fecha de hoy, no hay ningún documento con ninguna propuesta ni solución de los mencionados asesores a los hechos confirmados de que el caso de la niña cuatro veces violada en Navidades no era el único y que prostituirse era una realidad generalizada entre las niñas y los niños menores de edad acogidos por el IMAS para obtener productos como ropa, zapatos, material informático, teléfonos móviles y, también, alcohol y drogas. Prácticas éstas que, incluso, eran gestionadas desde redes delictivas conocedoras del desamparo que estos adolescentes sufren del IMAS.

Más de medio año después de perpetrados los hechos que convulsionaron a la sociedad, no hay soluciones pero sí hay ya un precio a las reuniones de los asesores designados a dedo: 250 euros por cada una de ellas. Según fuentes no oficiales del propio Consell, “se han realizado unas 20”, sin concretar su número total.

Beatriz Camiña, del partido Ciudadanos, ha denunciado estos pagos, lo que ha provocado que el IMAS, por el momento, haya aparcado su tramitación, aunque no los ha anulado.

La portavoz naranja ha destacado el hecho de que estos 250 euros por sesión no se van a pagar a personas independientes y seleccionadas de forma objetiva, sino que van a ir a parar a manos de individuos “nombrados directamente a dedo” sin ningún control externo ni ningún procedimiento de evaluación objetivo por su valía o experiencia.

Según trabajadores del Consell de Mallorca conocedores de los entresijos de este asunto, que han reclamado confidencialidad para salvaguardar su futuro dentro de la institución, las reuniones han sido telemáticas, con cada uno de los participantes ubicados en sus propios domicilios o lugares profesionales de origen, “por lo que ni siquiera han tenido que coger un avión y desplazarse desde la Península a Mallorca”.

Un periodista de Canal 4 se ha puesto en contacto con el departamento de comunicación del Consell de Mallorca reclamando información sobre este asunto, aunque sin obtener respuesta ninguna.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here