El Consell de Mallorca abrirá en octubre un centro para menores víctimas de explotación sexual

El presidente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Javier de Juan, ha anunciado este miércoles la creación, a propuesta de la Comisión de Expertos, de un centro especializado para menores víctimas de abuso o explotación sexual gestionado por la propia institución.

De Juan ha comparecido en rueda de prensa junto a la doctora en psicología y coordinadora de la Comisión de Expertos en relación a los casos de abusos y explotación sexual de menores tutelados, Noemí Pereda, para presentar el informe de conclusiones de la comisión.

El centro es una de las propuestas destacadas que se desprenden de la Comisión de Expertos, que se constituyó el pasado mes de febrero. Según ha señalado De Juan, el centro estará ubicado en part forana, “para sacar a los menores de ambientes tóxicos” y contará con ocho plazas temporales.

El presidente del IMAS ha señalado además que en los últimos meses se ha creado la figura del coordinador de casos de explotación en el seno del IMAS para mejorar la prevención y la intervención.

Por su parte, Noemí Pereda, al hilo de las conclusiones de la Comisión de Expertos ha señalado que en la evaluación de los casos que desembocaron en la creación de este órgano los protocolos se cumplieron aunque el tiempo de respuesta de las instituciones pudo haber mejorado.

Según ha explicado, el problema en estos casos fue la “variabilidad” entre los casos para establecer el tiempo de respuesta. En este sentido, ha añadido, el objetivo es fijar un tiempo máximo de intervención.

De Juan, por su parte, ha reconocido que faltó “visión de conjunto” que permitiese analizar la evolución de la problemática para articular recursos especializados.

El presidente del IMAS ha admitido que falló suponer que un menor que está dentro del sistema de protección ya está a salvo de “todos los peligros”.

En todo caso, Pereda ha puntualizado que sería “un fracaso” atribuir las responsabilidades de los casos de abuso y explotación solo al sistema de protección porque se trata de un problema “multicausal y complejo” y entender los casos de abuso o explotación como un problema puntual.

Según ha resumido, la solución “no es sencilla” y pasaría por una mayor sensibilización social y profesional sobre las necesidades de los menores y sus situación así como una mayor formación para los profesionales que trabajan con estos colectivos.

En este punto, De Juan ha coincidido en que se trata de un problema global que implica a muchas instituciones pero ha asegurado que es el IMAS la institución que tiene que liderar las actuaciones.

Igualmente, la doctora ha indicado como margen de mejora la difusión de los protocolos entre los profesionales, diferenciar abuso de explotación -las soluciones aplicables son diferentes puesto que son fenómenos diferentes-, así como mejorar la formación sobre explotación sexual entre los profesionales.

Pereda, siguiendo las conclusiones de la Comisión, ha hecho especial hincapié en analizar en profundidad y mejorar la gestión de las fugas y huídas de menores para actuar de manera preventiva, porque muchos casos de explotación y abuso están vinculados a casos de salidas no autorizadas.

Igualmente, ha destacado el papel de jóvenes residentes que puedan actuar como “guía o mentor” entre los menores que pueden estar en riesgo de explotación.

CONCLUSIONES SEIS MESES DESPUÉS

El pasado mes de febrero el IMAS constituyó la Comisión de Expertos, órgano que nació rodeado de polémica porque tanto desde la oposición como de los propios socios del Pacte se reclamó una comisión de investigación.

Además, la persona que debía liderarla, el catedrático de Intervención Social de la Universidad de Oviedo, Jorge Carlos Fernández del Valle, renunció días después de su nombramiento.

El informe de conclusión ha llegado más de seis meses después de la creación del órgano, a pesar de que debía haber presentado conclusiones 90 días después.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here