Los defensores de los animales denuncian “dejadez” en Son Reus

Nieves Martín, activista en pro de los derechos de los animales y directora de ‘La Hora de Laika’, ha sido la última invitada en acudir a los estudios de CANAL4 Televisió para entrevistarse con nuestro compañero Biel Ramis en su programa ‘Avui Actualitat’.

Martín ha denunciado el “lamentable estado de las instalaciones de Son Reus, totalmente obsoletas. Aquello ni es un centro sanitario de protección animal ni es nada. Las puertas de las jaulas están rotas, las camas de los animales están astilladas y los cuencos cochambrosos”.

Esta falta de mantenimiento “puede ser la causa de la muerte de Venus. Hace unas semanas un perro consiguió abrir su jaula y la de otros animales. Atacó y mató a Venus, además de dejar a otra perra herida. Los hechos ocurrieron un domingo, cuando solo estaba presente el guardia de seguridad, que no se encarga de atender a los perros”, ha asegurado Martín.

“Los políticos no hacen absolutamente nada por mejorar la situación de Son Reus. Creíamos que Neus Truyol era un desastre, que nadie lo podía hacer peor. Pero llega Ramón Perpinyà, nuevo regidor de Bienestar Animal y se empeña en quitarnos la razón”, ha comentado la activista a Biel Ramis.

“Hay una dejación total por parte de Cort. Un ejemplo claro. Hay más de 60 voluntarios dispuestos a realizar las tareas que los empleados no hacen y desde el propio Ajuntament no dejan de ponernos trabas. Solo han aceptado a 20 y el resto está en lista de espera. Una lista de espera que nunca se puede actualizar porque, a partir de las nueve de la mañana, nadie acude al teléfono en Son Reus”, ha lamentado Martín.

“Hace más de un año que el pleno del Ajuntament aprobó por unanimidad y con carácter de urgencia una medida humanitaria para que los animales en peores condiciones pudieran ir a casas de acogida. Pues todavía seguimos esperando. Es una auténtica crueldad”, se ha quejado la directora de ‘La Hora de Laika’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here