Los propietarios del municipio de Santanyí pagarán un 2% menos de IBI

maria pons, santanyí

La pandemia originada por la Covid-19 ha provocado que la situación de muchas economía, tanto domésticas como empresariales, se hayan visto deterioradas. El Ajuntament de Santanyí cuenta con unas cuentas saneadas, cosa que le permite en estos momentos una bajada del tipo impositivo en un 2% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Esta bajada se ha aprobado este lunes en la sesión plenaria ordinaria del mes de octubre y que deja el tipo aplicable para los inmuebles urbanos en el 0,671%. Según ha explicado la regidora d’Economia i Hisenda, Maria Monserrat, “todo el equipo de gobierno está trabajando para que el presupuesto municipal del 2021 se adapte a la situación actual derivada de la pandemia. Esta bajada del IBI la hemos calculado en función de los gastos obligatorios a las cuales debemos hacer frente que son necesarias para el funcionamiento del Ajuntament. Esto supondrá una bajada de los ingresos municipales de unos 210.000 euros”.

Esta modificación de la Ordenanza Fiscal para el año 2021 ha sido aprobada por unanimidad con los votos de todos los partidos que forman la corporación, y además también ha supuesto una modificación de la tarifa de expedición de cédulas y certificados urbanísticos. Así, los certificados pasan de una tarifa de 12,50 euros a 20 euros, y las cédulas pasan de 12,50 euros a 40 euros.

De la misma manera, en el pleno que ha tenido lugar en la sala de actos de Santanyí, el equipo de govern ha ratificado su compromiso con la ciudadanía y el tejido empresarial del municipio, ya que ha confirmado la creación de una línea de ayudas de más de un millón de euros para autónomos, pequeñas y medianas empresas, hoteles, alquileres turísticos, etc.

La alcaldesa ha confirmado durante la sesión que “se ha preparado un documento marco que refleje que son los requisitos para poder recibir esta ayuda, así como las obligaciones de los beneficiarios. Desde el Ajuntament se pretende conseguir que como mínimo los que reciban estas ayudas, garanticen su actividad como mínimo durante el 2021. Así las cantidades podrían ser de entre 2.000 y 10.000 euros en función del número de trabajadores vinculados a cada negocio”.

Pons también ha asegurado que la voluntad del equipo de gobierno de Santanyí  es aligerar al máximo la presión fiscal de las empresas y de la ciudadanía, y que se está trabajando para la modificación de otras tasas e impuestos para el 2021.

Maria Pons también ha recordado que hasta la fecha, “Santanyí ya ha gastado casi un 1,5 millones de euros desde el inicio de la crisis provocada por la pandemia. Suspendimos la tasa de ocupación de la vía pública, pusimos en marcha una línea de subvenciones para comercios, negocios y autónomos para la adquisición de material sanitario, se aumentó el gasto de Serveis Socials para disponer de más personal y más recursos… y ahora añadimos una nueva línea de ayudas para el tejido empresarial y estamos estudiando otra para ayudar directamente a las familias”.

Durante la sesión, también se ha aprobado una moción presentada por el grupo municipal del PP, para combatir la ocupación ilegal de viviendas, garantizar el derecho a la propiedad, la seguridad de las personas y los bienes en la convivencia social.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here