El Govern estudia “acciones comunitarias” en más zonas de Mallorca por el alza de casos

El portavoz del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas de Baleares, Javier Arranz, ha informado de que están estudiando “acciones comunitarias” en la zona básica de Pere Garau y otras zonas de Mallorca por el ascenso de casos positivos en las dos últimas semanas.

En rueda de prensa para valorar la evolución de la pandemia en Baleares, Arranz ha descartado que Balears esté en una tercera ola pero sí ha reconocido que, “tras una bajada leve de casos, están subiendo los nuevos casos positivos” de COVID-19.

En concreto, el Govern planea “acciones comunitarias” en la zona básica de Pere Garau y los pueblos cercanos a Manacor como Montuïri y Petra “para convencer” a la población de la “necesidad de cumplir” con las medidas de seguridad y “evitar la transmisión comunitaria”.

Arranz ha insistido en que “si alguien ha pensando en que no se extremarán las medidas ante el aumento de casos, se equivoca”. “Es la principal forma de evitar la transmisión que tenemos”, ha asegurado, para después añadir: “Tenemos más casos pero siguen con las mismas características, joven sin síntomas pero que transmite la enfermedad”.

De momento, la Conselleria recomienda quedarse en casa “lo máximo que se pueda”. “Si no se puede ir a cenar, pues mucho mejor. Nos tenemos que olvidar de las grandes reuniones sociales porque si no, no se parará la transmisión”, ha dicho.

Por este motivo, desde Salud estudian, además de estas acciones comunitarias, perimetrar zonas de salud de Palma donde haya más aumentos de casos de coronavirus.

El portavoz de Salud ha asegurado que “en tres o cuatro semanas podríamos tener una incidencia acumulada elevada”, cercana a los 500 casos por 100.000 habitantes, “ya que los contagios están subiendo de una forma rápida”.

Del mismo modo, ha señalado que el brote en la residencia Posada dels Olors de Artà, donde se han detectado ocho casos, se descubrió a partir de un cribado rutinario de usuarios y profesionales que la Conselleria de Salud realizó.

En cuanto a las residencias de Sineu y Reina Sofía de Ibiza se están haciendo cribados por sendos positivos de un trabajador y un usuario y están a la espera de conocer los resultados.

Sobre la residencia de Can Blai, en Eivissa, se está haciendo pruebas a los trabajadores y usuarios tras el positivo de ocho personas en el centro de día.

CONFINAMIENTO ANTES DE NAVIDAD

Ante estos datos, Arranz ha confirmado que el Govern “no está planteando” un confinamiento obligatorio antes de Navidad, aunque dependerá de cómo evolucione la pandemia en las Illes. No obstante, ha subrayado la necesidad de “convencer a la población de que los datos nos marcarán el camino de las restricciones”.

Asimismo se ha referido a la opinión de otros expertos que son partidarios de imponer confinamientos duros ante de las fiestas navideñas, para después disfrutarlas y activar la economía. “No comparto esa idea. Es más me cuesta pensar en eso. El único motivo para un confinamiento total sería sanitario con más ingresos y un gran riesgo de mortalidad”, ha remarcado.

A pesar de todo, ha incidido en que la movilidad en Navidad no depende sólo de Balears, “sino también de cómo evolucione la pandemia en el resto del país”. “No va bien de momento, esa es la realidad”, ha dicho.

A preguntas de los periodistas, ha reconocido que, a partir del 9 de noviembre, Balears solicitará el estado de alarma “dependiendo de la evolución de la pandemia”. Además, ha añadido que esta figura legal permite el cierre de puertos y aeropuerto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here