Los Presupuestos de Balears para 2021 no prevén una bajada de impuestos ni un descenso de altos cargos

El Consell de Govern ha aprobado el estado de los ingresos y gastos y el texto articulado del Proyecto de ley de Presupuestos Generales de Balears para 2021, por un total de 5.881,5 millones de euros. Unos presupuestos que no contemplan una reducción de altos cargos ni una bajada de los impuestos.

Se trata de dos peticiones realizadas por Ciudadanos Baleares como condición para apoyar las cuentas autonómicas para el próximo año, y que tal y como ha confirmado la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, no se contemplan en estas cuentas.

“El presupuesto no refleja ninguna reducción de altos cargos, ni está previsto en el articulado”, ha aclarado la consellera Sánchez, añadiendo que “vamos dando pasos hacia la excelencia en la gestión de los recursos públicos y ahora más que nunca, no puede ser de otro modo”.

Durante la rueda de prensa, la consellera ha asegurado que no hay previstas bajadas o subidas de impuestos, ni tampoco novedades en materia de deducciones. No obstante, a partir de julio de 2021 comenzará a estar operativo el canon de incineración y vertido de residuos con el que se da cumplimiento a la Ley de residuos y suelos contaminantes 8/2019 de Baleares y a la Directiva Marco de Residuos 2018/851 del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo.

Este canon tiene como finalidad incentivar el reciclaje y ofrece tarifas reducidas a los municipios que realizan una valoración energética o tienen recogida selectiva de la fracción orgánica. Su recaudación es finalista y territorializada, y dada la situación económica derivada de la pandemia se aplicará de manera progresiva y simbólica para el ejercicio 2021.

Respecto a la reducción de altos cargos, una petición que han realizado distintos grupos parlamentarios al Govern, Sánchez ha señalado que se trata de un aspecto que no se contempla en el articulado. Además, ha añadido que en el proyecto se incluye el plus de 22.000 euros para cargos que tienen su residencia en otras islas que no son la sede del Govern.

Preguntada por el anuncio de UGT de iniciar movilizaciones si el Govern no rectifica sobre congelar el sueldo de los empleados públicos, Sánchez ha indicado que “en las circunstancias actuales se han priorizado otras cuestiones que no son el incremento de sueldos”.

En este sentido, se ha referido a las contrataciones de personal o el gasto para la mayor cantidad de políticas posibles que garanticen la seguridad sanitaria y la red de apoyo para las personas que lo están pasando peor debido a la pandemia.

“GRAN ESFUERZO” DEL GOVERN

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, se trata de un presupuesto con un “esfuerzo público extraordinario”, que esta semana entrará en la Cámara balear para iniciar su tramitación parlamentaria y que pueda entrar en vigor en enero del próximo año.

Las nuevas cuentas incluyen un aumento del gasto destinado a las políticas públicas de 342,7 millones de euros, un 7,8% más respecto del presupuesto inicial 2020, y se prevé un nuevo incremento con la incorporación de más recursos provenientes de los fondos europeos, con los que los presupuestos superarán los 6.000 millones de euros, según el Govern.

“Es un punto de salida porque se habrá de incorporar buena parte de los recursos que provienen de los fondos europeos”, ha señalado Sánchez, quien ha añadido que el presupuesto busca garantizar la seguridad sanitaria, dar protección a las personas y contribuir a impulsar el tejido productivo desde la diversificación, la digitalización y la sostenibilidad.

En este sentido, la consellera de Hacienda ha señalado que el grueso del presupuesto se destina a la seguridad sanitaria, al refuerzo del sistema educativo y la protección social ante la pandemia de la COVID-19.

Esta cantidad de 5.881,5 millones de euros representa un 0,2% menos respecto al presupuesto autonómico de 2020, con una reducción de 11,6 millones.

DESCENSO EN EL PRESUPUESTO FINANCIERO Y MAYOR GASTO SOCIAL

El proyecto de presupuestos para 2021 eleva a 4.726,5 millones el presupuesto no financiero, destinado al desarrollo de las políticas pública, el cual crece en un 7,8% (342,7 millones), en relación con el presupuesto inicial de 2020. Una cantidad que, según la consellera, incrementará también con los fondos europeos.

De acuerdo con Sánchez, así se incorpora “un escudo social imprescindible” y la comunidad logra su techo de gasto no financiero más alto para hacer frente a un escenario marcado por la COVID-19 y su impacto económico y social.

En cuanto al presupuesto financiero se sitúa en 1.155 millones de euros, se reduce en 23,5% (354 millones de euros), dado que en el ejercicio 2020 se registró un aumento para la devolución de 450 millones de euros de dos emisiones de deuda de legislaturas anteriores (años 2005 y 2010). En este sentido, la consellera ha insistido en que esto no afecta al gasto destinado a las políticas públicas y que este es el motivo por el cual la cantidad global del presupuesto desciende.

FONDOS EUROPEOS

El Govern prevé que el presupuesto supere los 6.000 millones con la próxima incorporación de los recursos de los fondos europeos Next Generation.

En estos presupuestos presentados este lunes, se incorpora la primera partida de 100 millones provenientes del mecanismo React-EU, pero el Ejecutivo autonómico estima que llegarán más recursos a Baleares, que se destinarán a inversiones en infraestructuras de servicios públicos fundamentales.

“La partida de 100 millones es inicial y prudente y esperamos que la asignación a nuestra comunidad sea superior debido a la mayor influencia que tiene la COVID-19 en términos de la caída del PIB y subida del paro por el modelo económico de Balears”, ha indicado.

Además, el proyecto de presupuestos autonómicos no incorpora todavía los 153 millones del mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Se trata de 133 millones para políticas medioambientales y de vivienda, y otros 20 para actuaciones en el ámbito turístico, en la Estrategia de resiliencia turística en las Islas.

NUEVO MARCO FISCAL

Por otra parte, la consellera Sánchez ha asegurado que el Govern ha elaborado los presupuestos teniendo en cuenta el nuevo marco presupuestario y fiscal adoptado a escala europea para hacer frente a la crisis de la COVID-19, con la suspensión de los límites de déficit, deuda y regla de gasto, para 2020 y 2021, en el conjunto de las administraciones públicas.

Con esta suspensión, el Ejecutivo balear ha fijado el nuevo techo de gasto 2021 de acuerdo con la tasa de referencia de déficit planteada por el Gobierno a las comunidades. Se trata de un nivel orientativo del 2,2% del PIB, del cual se prevé la aportación del Estado para asumir la mitad (1,1 %), vía transferencias extraordinarias, que para Baleares suponen unos ingresos adicionales estatales de 295,7 millones para 2021.

Para 2021, las Islas mantendrán el nivel de recursos recibidos este año a través del sistema de financiación autonómica, que se sitúan en 2.887 millones, de acuerdo con las cifras provisionales comunicadas por el Ministerio de Hacienda, la principal fuente de ingresos del presupuesto de la Comunidad.

En este sentido, Sánchez ha resaltado que el mantenimiento del nivel de recursos del sistema de financiación (2.887 millones), las nuevas aportaciones extraordinarias estatales con motivo de la COVID-19 (295,7 millones) y la incorporación de una primera partida preliminar (100 millones) de nuevos fondos europeos, son los principales factores que permiten compensar la reducción prevista de los ingresos tributarios de la Comunidad por la menor recaudación provocada por la COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here