Lourdes Verger, autora de “Casi Viva”: “Los niños y los mayores deben estar súper protegidos por el resto”

Lourdes Verger, autora de Casi Viva, nació en 1980 en Palma de Mallorca. Ser la menor de cinco hermanos y la ausencia tan temprana como repentina de su madre marcó su vida de manera introspectiva y estimuló su imaginación.

De sus pasiones quiso hacer oficio, de modo que estudió interpretación, escritura, marketing y creatividad en diferentes ciudades. Compaginó profesionalmente escribir, actuar, crear contenidos y trazar estrategias durante más de trece años en Madrid.

De regreso a su paraíso mediterráneo, con tres vueltas más de campana dadas como consecuencia de vivir, y a punto de acabar sus estudios de Antropología, por fin, publica en editorial Caligrama esta su primera novela.

“Es una historia que creo que está sucediendo y a mi no me gusta. Es como estamos tratando a nuestros mayores. Ojalá Casi Viva sea la palanca de salir de esta realidad” ha explicado la autora en CANAL4 Radio.

BASADO EN HECHOS REALES

“Yo siempre he escrito, para mi es una pasión escribir, pero nunca me había encontrado con la situación de dejarlo todo para dar voz a una historia” explica Lourdes Verger sobre su primera obra publicada.

“De repente conocí a esta mujer, Sarah, en la barra de un bar que estaba a 100 metros de mi casa, en Madrid. Ella acudía a ese bar para buscar vida viva. Esa misma noche que nos presentan ya pensé que era una mujer muy interesante. Y todo lo que me contaba me resonaba, me comprometí a escribir su historia…” ha explicado la autora de Casi Viva sobre el inicio de su obra.

“En mi opinión, los niños y los mayores deben estar súper protegidos por el resto” ha zanjado Lourdes Verger durante su entrevista en CANAL4 Radio.

SINOPSIS CASI VIVA

Sarah es valiente, tenaz, de exquisita educación y con una fuerza de voluntad que son caballos salvajes galopando. Ahora, en su octogenaria etapa y más deslenguada que nunca, acompaña a una amiga a Madrid para ayudarla a sobrellevar el duelo de una pérdida, pero debe dejar a su amado gato en Estepona.

Es entonces cuando comienza a sufrir una serie de catastróficas desdichas. Una historia fresca, descarada y disparatada que no te dejará indiferente, donde la protagonista vive aventuras surrealistas porque se niega a vivir en un restrictivo, aburrido y deshumanizado asilo, donde no están preparados para nada y les falta de todo.

Sarah nos dibuja con una ácida sonrisa una radiografía social incómoda donde el tinglado de los viejos, como ella lo llama, es un fraude. Sarah no hace más que exigir su derecho a vivir viviendo, pero dada su edad biológica no parece tarea sencilla.

No sabemos lo que será de nosotros, pero todos, con suerte, seremos viejos, y es curioso que un lugar a donde vayamos a llegar todos esté tan descuidado. Que la antesala al cielo esté tan dejada de la mano de Dios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here