El toque de queda en Mallorca será a las 22.00h en Navidad

El toque de queda en Mallorca empezará a las 22.00 horas hasta el próximo 28 de diciembre, sin retrasarlo excepcionalmente los días de Navidad, y la restauración tendrá que cerrar a las 18.00 horas en fin de semana o víspera de festivo.

Así lo ha acordado este lunes el Consell de Govern, según han informado la presidenta del Govern, Francina Armengol, y la presidenta del Consell de Mallorca.

Como había avanzado Europa Press, el Consell de Govern ha aprobado que Mallorca pase al nivel 4 de alerta sanitaria por el COVID-19 -el nivel de riesgo máximo-, mientras que Menorca pasa del nivel 2 al 3. Por otra parte, Formentera seguirá en el nivel 1 e Ibiza mejora al nivel 2.

El cierre de la restauración a las 18.00 horas en fin de semana se impone para evitar lo que se conoce como ‘tardeo’. Además, sólo podrán atender clientes en las terrazas, con un 75 por ciento de aforo, mientras que se cierran las mesas en interior.

Esto supone una excepción respecto a las medidas originalmente previstas en el sistema de alertas, donde se preveía un 50 por ciento de aforo en el nivel 4. Otro cambio es que se podrá fumar en la calle -pero no en las terrazas-.

Además, se permitirán las reuniones sociales de hasta seis personas en interior, y de máximo dos núcleos de convivencia. Con esto, la presidenta ha indicado que buscan que personas que viven solas no tengan que pasar solas la Navidad.

Por otro lado, que se ha decidido permitir la entrega de pedidos de comida a domicilio hasta la medianoche, una medida que pretende aliviar la bajada de actividad de la hostelería. Además, se ha pedido a los Ayuntamientos que “se impliquen” en ayudar al sector permitiendo ocupar espacios para terrazas, poner estufas o estudiando disminuciones de tasas.

Igualmente, se van a reforzar las medidas en grandes superficies, para las que el aforo baja al 30 por ciento, y será obligatorio llevar a cabo un control de accesos. El aforo máximo pasa a ser aproximadamente una persona por cada diez metros cuadrados. Para los pequeños comercios el aforo será del 50 por ciento.

Por otra parte, los centros educativos siguen abiertos pero quedan suspendidas las actividades extraescolares, excepto si los participantes son del mismo ‘grupo burbuja’ escolar. Esta medida entrará en vigor el 23 de diciembre, cuando empiezan las vacaciones escolares de Navidad, para no “desorientar” a las familias.

Los centros recreativos de personas mayores se tendrán que cerrar. Desde el Consell han indicado que están “en contacto permanente” con las asociaciones responsables y que trabajan en planes de contingencia y medidas para preparar la apertura cuando la situación sanitaria lo permita.

En las residencias de la tercera edad las visitas serán máximo una persona una hora al día. Las pernoctaciones de residentes fuera no se permiten, a no ser que se trate de un alta temporal o vacaciones, y al volver se le practicaría una PCR.

APOYO A LA RESTAURACIÓN

La presidenta del Govern y la presidenta del Consell mantendrán este lunes por la tarde una reunión con el sector de la restauración para estudiar posibles medidas conjuntas de apoyo.

Algunas de las medidas que afectan al sector de la restauración entrarán en vigor el jueves para dar tiempo a que los establecimientos puedan liberar ‘stock’ de productos.

La presidenta se ha mostrado consciente de que las medidas aprobadas este lunes “son muy duras” pero ha defendido que la situación obliga a tomar estas decisiones. Además, ha recalcado que en países como Alemania, el cierre de la restauración es “absoluto” hasta el 1 de enero.

Por su parte, Catalina Cladera se ha mostrado “convencida de que la disciplina y coraje de los mallorquines” estará a la altura de las circunstancias. La presidenta del Consell ha apelado a evitar contactos innecesarios y reducir la movilidad y se ha comprometido a acompañar a los sectores afectados.

Paralelamente, desde el Consell han informado de que se mantienen la mayoría de actividades oficiales por la Diada de Mallorca 2020, excepto las que se iban a llevar a cabo en bibliotecas. Las rutas guiadas por fincas públicas del Consell y la inauguración de la exposición de los 40 años de lucha LGTBI se posponen, y el acto central de la Diada, en la que se entregarán los premios, honores y distinciones del Consell, se mantiene y se ajusta a las medidas de seguridad y protección sanitarias.

PITIUSAS Y MENORCA TENDRÁN TOQUE DE QUEDA A LAS 1.30H EN NAVIDAD

Por su parte, Ibiza, Formentera y Menorca sí aplicarán el acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud para los días de Navidad, es decir, que retrasarán el toque de queda a las 01.30 horas y podrán reunirse hasta diez personas en encuentros sociales.

La presidenta del Govern ha considerado que no existe un conflicto entre lo aprobado en el Consejo Interterritorial y las medidas para Mallorca, que son más restrictivas, debido al “nivel extremo” en la Isla. “No cabe esa relajación. Sería horrible que yo enviara un mensaje de relajación a la ciudadanía sea Nochevieja o no, porque el virus continúa matando”, ha dicho Armengol.

Por otro lado, en la rueda de prensa se ha recordado que los residentes que viajen a Baleares a partir del 20 de diciembre tienen la posibilidad de realizarse una PCR en origen con centros concertados. También pueden hacerse un test de antígenos al llegar a las Islas, pero desde el Govern recomiendan la PCR.

Armengol se ha mostrado consciente de que ha habido problemas con los horarios de los laboratorios para conseguir citas -puesto que la PCR debe hacerse en un intervalo de 72 horas antes de viajar-, y ha indicado que intentarán aumentar el número de centros incluidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here