El Govern endurece el régimen sancionador por el incumplimiento de las restricciones

El Govern balear propondrá el próximo lunes, en Consell de Govern, que en el nivel4 de alerta sanitaria, en el que actualmente se halla la isla de Mallorca, las infracciones leves pasen a ser consideradas graves y las graves muy graves con un aumento correspondiente, por tanto, de las sanciones.

Según ha informado la consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, este sábado en rueda de prensa junto a la consellera de Salud, Patricia Gómez, “ante el empeoramiento de la situación epidemiológica en Balears y la llegada de la Navidad se ha considerado necesario endurecer el régimen sancionador”.

Por ello, ha anunciado, “se modificará el decreto ley 11/2020 del 10 de julio por el que se establece régimen sancionador específico, en el sentido de que cuando se declare el nivel máximo de alerta, las infracciones previstas como leves, con sanciones de 100 a 3.000 euros pasarán a ser consideradas graves, con sanciones de 3.001 a 60.000 euros y las previstas como graves, cuando se produzcan en nivel cuatro se considerarán muy graves, pudiendo llevar aparejadas hasta sanciones de 600.000 euros y el cierre de establecimientos hasta un periodo máximo de tres años”.

La decisión se ha tomado, ha explicado Castro, debido a que cuando el nivel de alerta sanitaria es máximo, como es el caso actual en la isla de Mallorca, resulta necesario actuar con “mayor diligencia” en cumplir las medidas para paliar los efectos de la pandemia. Es por eso, ha insistido, que es necesario aumentar las sanciones por la comisión de estas infracciones.

En esta línea, la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha recordado que la incidencia acumulada de la COVID en los últimos 14 días en el conjunto de Balears continúa la tendencia al alza y ha registrado un nuevo incremento respecto a hace una semana.

Concretamente, ha dicho, ha pasado de 237,4 casos por cada 100.000 habitantes a 328,7 -un 40% más-, de acuerdo con lo que recoge el informe 30 del Servicio balear de Epidemiología que se publicó este viernes y que recoge información hasta el 17 de diciembre.

Por islas, Mallorca, que se encuentra actualmente en nivel 4 de alerta, también ha registrado un incremento destacado de más de un 40% en la incidencia en sólo siete días, pasando de los 272,9 casos detectados por cada 100.000 habitantes (2.445 diagnósticos en 14 días) a 386,6 (3.464 positivos en las últimas dos semanas).

Ante estas cifras, Gómez ha apuntado que, a pesar de los esfuerzos de la ciudadanía, que cumple de manera “muy correcta” con las normas y recomendaciones para evitar los contagios, todavía hay situaciones que suponen un “grave peligro” para la salud pública. Por ello, ha enfatizado, se ha considerado adecuado endurecer las sanciones para determinadas infracciones que suponen mayor de riesgo.

REFUERZO DE INSPECCIONES CON MOTIVO DE LAS FIESTAS

Por otro lado, la consellera Isabel Castro ha destacado que los operativos conjuntos de inspección que se han reforzado con motivo de las fiestas de Navidad vigilarán de manera especial la actividad de comercios, centros comerciales, establecimientos de restauración y bares para garantizar que se respeten las normas, también en estos espacios de ocio.

A pesar de ello, ha apelado a la responsabilidad individual de los ciudadanos a quienes ha recomendado evitar las aglomeraciones en los comercios y centros comerciales, y ha aconsejado esperar o volver más tarde si el comercio al cual se quiere acceder está muy concurrido.

Asimismo ha recordado la importancia de seguir las recomendaciones de distancia social, manos limpias y mascarilla cuando no se esté consumiendo.

MÁS DE UN MILLAR DE INSPECCIONES Y CERCA DE 800 ACTAS

Con todo, Castro ha asegurado que la estrategia del Govern balear responde a la necesidad de aumentar el grado de cumplimiento de las medidas establecidas y “en ningún caso se busca el afán recaudatorio”, ha aseverado.

En este sentido, ha hecho hincapié en que desde la activación de los operativos conjuntos entre inspectores de la Comunidad, Policía Nacional, Guardia Civil y Policías Locales, se han realizado 1.059 inspecciones y se han levantado 789 actas por incumplimientos de la normativa.

Asimismo, ha señalado que desde la entrada en vigor del decreto ley sancionador el pasado mes de julio y hasta el 7 de septiembre, se han registrado 5.532 denuncias –incluidas las levantadas por otras administraciones que han sido remitidas en la Conselleria–, de las cuales de las cuales 4.870 corresponden a particulares y 662 a establecimientos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here