El Ajuntament de Santanyí aprueba un presupuesto de 21,6 millones de euros para 2021

FAÇANA AJUNTAMENT SANTANYÍ 2020

En la última sesión plenaria del año, realizada de manera telemática, el Ajuntament de Santanyí ha aprobado unas cuentas que ascienden a 21,6 millones de euros para el año que viene.

Esto supone un descenso de tres millones con respecto al ejercicio anterior, ya que se ha decidido no incluir en el presupuesto la partida destinada a la reforma del CEIP Blai Bonet. El Ajuntament está pendiente de que la Conselleria de Educación presente el proyecto de mejora del centro educativo. Será entonces cuando el Consistorio generará el crédito necesario con una operación denominada factoring y que le servirá para ejecutar una obra valorada en 2,5 millones de euros. La disminución de gasto de los 500.000 euros restantes es consecuencia de la disminución de los ingresos derivados de las rebajas fiscales del Impuesto sobre Bienes Inmuebles y de la tasa de recogida y eliminación de basura.

La alcaldesa de Santanyí, Maria Pons, ha valorado positivamente los presupuestos para el año que viene al asegurar que “nos enfrentamos a un 2021 cargado de incertidumbre, provocada por la pandemia de la Covid-19. Y los presupuestos así lo reflejan con una bajada de ingresos, derivada de la reducción de la presión fiscal sobre la ciudadanía. Hemos mantenido la inversión para tirar hacia adelante todos los proyectos pendientes y, sobre todo, para poder atender a todo el mundo que lo necesite en nuestro municipio”.

Tal y como ha explicado durante el pleno la regidora de Economía y Hacienda, Maria Monserrat, “hemos hecho una previsión de gasto que consideramos suficiente, en especial en lo que hace referencia a la regiduría de Servicios Sociales. Pero no tendremos ningún problema, ni nos temblará el pulso, si se tiene que modificar el presupuesto o ampliar el crédito de alguna partida. Se hará inmediatamente, sin ningún género de duda”.

Por capítulos, el gasto que más se ha aumentado es el de personal, que sube a 8,3 millones de euros para la creación de nuevos puestos de trabajo, como los de las plazas para cubrir la municipalización del servicio de escoletas municipales. Donde se reduce notablemente el gasto es en el capítulo de inversiones, que baja más de un 50 por ciento, y que representa la cantidad máxima que el Ajuntament puede destinar con fondos propios en un contexto como el actual y que responde a un criterio de prudencia financiera. Por este motivo, el gasto en inversiones queda cifrado en 1,4 millones de euros. A pesar de todo, y teniendo en cuenta la posibilidad de utilizar el remanente de tesorería y del superávit tras la suspensión de las reglas de contención de gasto, la intención municipal es afrontar algunos proyectos. Así, se podrán ejecutar el alumbrado público del sector del Hort den Ferrando de Cala Santanyí, o la impulsión de la red de alcantarillado de Cala Petita en Cala d’Or.

La última sesión plenaria de 2020 también ha sido la última para el secretario del Ajuntament de Santanyí, Pedro Herrero, que se jubilo el próximo mes de enero después de 31 años en el Consistorio. Todos los miembros de la Corporación han agradecido el trabajo del secretario durante todo este tiempo, además de alabar su profesionalidad y diligencia. En este último pleno también presentó su renuncia por motivos personales el regidor de SUMA, Cristian García.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here