El Consell pide “más controles en puertos y aeropuertos” y la ayuda del Ejército “si es necesaria”

La isla de Eivissa entrará el miércoles al nivel 4 reforzado de alerta sanitaria, lo que para el presidente del Consell de Eivissa, Vicent Marí, se ha debido a los datos “alarmantes” de la isla, como le ha expuesto el Govern en una reunión mantenida este domingo con los alcaldes de la Isla para abordar la situación epidemiológica y analizar nuevas medidas.

Según ha declarado el presidente insular Vicent Marí este domingo en rueda de prensa, “los datos son muy preocupantes, alarmantes, y hay que aplicar medidas para evitar que el sistema sanitario se colapse”.

Al respecto, ha destacado que la incidencia acumulada a 14 días ha aumentado hasta los 648 casos por cada 100.000 habitantes y hasta los 439 casos a siete días. De cada 100 contagios, ocho necesitan ingreso y uno entra en UCI, ha añadido.

Por ello, ha considerado que además de las medidas “necesarias”, habrá que hacer sacrificios para salvar vidas y que la situación no llegue a ser más grave. También ha señalado que las restricciones afectarán a algunos sectores de manera especial. “En cuanto mejore la situación, se podrán flexibilizar”, ha reiterado.

En la reunión, se ha expresado desde Eivissa la preocupación por el ritmo de vacunación. En este sentido, Marí ha recordado que las “previsiones se pueden cumplir” puesto que la intención es llegar al verano con el máximo de población vacunada.

También se han pedido controles en puertos y aeropuertos “más rigurosos”; así como contar con el Ejército para distintas acciones de apoyo porque “en Eivissa, en ocasiones es difícil encontrar personal para llevar a cabo determinadas labores”. El presidente del Consell ha avanzado, además, que los informadores sobre la COVID empezarán su labor en la Isla la próxima semana.

En cuanto a los sectores afectados por las medidas, el presidente ha destacado la necesidad de contar con ayudas “ágiles e inmediatas” para este empresariado. “Hacen falta ahora, no dentro de cuatro meses”, ha dicho.

En el encuentro, se ha valorado además la posibilidad de realizar cribados -en Eivissa y Sant Antoni, inicialmente- con lo que los ayuntamientos podrían ceder espacios municipales como polideportivos para llevarlos a cabo.

“El objetivo es llegar al verano con el máximo de gente vacunada, aunque ahora se trata de reducir los contagios. Tenemos tiempo de conseguirlo”, ha concluido.

“RIESGO EXTREMO EN EIVISSA”

Por su parte, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Pilar Costa, ha reiterado que la situación en Eivissa es de “riesgo extremo”, con una incidencia acumulada “muy elevada” puesto que la tasa de positividad supera el 19 por ciento, la más elevada de las registradas en estas etapas.

Así, este lunes se planteará en Consell de Govern elevar el nivel de alerta en Eivissa, con medidas complementarias “contundentes” para evitar la movilidad durante 15 días, así como las aglomeraciones.

“Es necesario un esfuerzo más para bajar la curva”, ha señalado Costa, quien ha asegurado que también se va a acelerar la vacunación, comenzando con los sanitarios esta próxima semana.

Respecto a la vacunación, Costa ha aclarado que, por el momento, no participará el Ejército puesto que en Balears no hay problemas de personal en este sentido.

La consellera ha recordado que en las Pitiüses han fallecido 34 personas por la pandemia y hay ahora 26 pacientes ingresados y ocho en UCI debido a la COVID.

“Vienen semanas muy duras y hay que combatirlas con unidad y responsabilidad”, ha añadido Costa, quien se ha referido a la “fatiga emocional” que pueden sufrir los ciudadanos.

La consellera ha recordado además el acuerdo con la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Eivissa para poner a disposición de Salud sus camas disponibles. Por el momento, en el caso del Hospital Can Misses, no está previsto suspender la actividad programada, “aunque está sobre la mesa” hacerlo si es necesario.

DOS SEMANAS EN NIVEL 4 REFORZADO

Eivissa, ante el aumento de contagios, permanecerá en el nivel 4 reforzado a partir del próximo miércoles 13 de enero e inicialmente durante dos semanas.

Así, se ha recomendado no salir de la vivienda más que para ir a trabajar, asistir a los centros escolares o bien realizar otras salidas imprescindibles. El toque de queda se mantendrá a las 22.00 horas.

La actividad comercial no esencial se permitirá hasta las 20.00 horas, con aforo máximo del 30 por ciento. Entre otras medidas, también se cerrará la restauración y sólo se permitirá el servicio de comida a domicilio. También cerrarán grandes superficies de más de 400 metros cuadrados, excepto las dedicadas a la venta de productos de primera necesidad.

Asimismo, se prohibirán las competiciones deportivas con público. Los gimnasios y spas deberán cerrar, entre otras restricciones

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here