El COAIB advierte que Balears sufre un problema “cronificado” de falta de VPO y lentitud burocrática

Los proyectos de obra en Balears han caído un 6% en 2020 respecto al año pasado tras haber visado 5.224 obras, según han señalado este jueves la decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Balears (COAIB), Marta Vall-llossera, y el presidente de la Demarcación de Mallorca del COAIB, Joan Cerdà.

Ambos han analizado este jueves, la actividad de construcción y rehabilitación en Balears en 2020, según una nota de prensa. El estudio se ha realizado a partir del visado de los proyectos de ejecución de obra, obligatorios para poder empezar obras de nueva planta y de gran rehabilitación.

Según los representantes del Colegio, “Balears vive el periodo con menor creación de vivienda nueva de nuestra historia reciente”. “Si bien es cierto que la pandemia ha provocado un descenso generalizado de la actividad en 2020, ésta no ha hecho más que acentuar la tendencia negativa que ya existía en 2019 en más de influir en la tipología e importancia de las obras”, han resaltado.

Estas cifras comparten escenario con los elevados precios del alquiler y las elevadas necesidades de acceso a viviendas dignas a precios razonables para contribuir al normal y correcto funcionamiento de la sociedad.

Así, se pone sobre la mesa la anunciada cifra del Govern que pretende construir en este 2021, 500 Viviendas de Protección Oficial (VPO) por todas las Islas. ¿Son suficientes para cubrir las demandas de una sociedad cada vez más crispada?.

Joan Cerdà ha explicado que “el porcentaje de construcción de VPO en Balears son muy bajas en relación a la media europea. Hay que ponerse al día y esto no debe ser un hecho puntual de una legislatura y de un partido político, sino que debe ser una decisión de la sociedad” y ha añadido que “con esto lograríamos que todo el mundo tuviera más acceso a una vivienda digna y unas viviendas más asequibles. Es un hecho que está cronificado”.

En este sentido, el presidente de la Demarcación de Mallorca ha resaltado que “desde el COAIB pensamos que la creación de vivienda debería ser una herramienta que impulse la administración pública como una apuesta de futuro”.

La decana del COAIB, ha señalado que “las administraciones públicas juegan un papel muy importante, somos un sector que en estos momentos podría ser motor y ayudar en la recuperación económica porque dependemos de nosotros mismos” y ha añadido que “creemos que harán falta ayudas o un soporte para evitar que el sector pierda muchos puestos de trabajo”.

Asimismo, la lentitud burocrática sigue siendo objeto de crítica entre los profesionales de la construcción a todos los niveles. Una patata caliente que no se enfría, todo el contrario, se está cronificando llegando a convertirse ya en una mala costumbre de la administración asumido con vehemencia por los ciudadanos.

“Hace falta que se agilicen los procesos y coordinar mejor las administraciones públicas para a la hora de conceder licencias de obras. Queda mucho trabajo por hacer en este ámbito”, ha destacado Vall-llossera, añadiendo que “en estos momentos hay muchas licencias paralizadas en los municipios, si se hiciera un esfuerzo ayudaría a mantener la actividad en el sector”.

La decana del Colegio de Arquitectos ha señalado que “tenemos mucha normativa que varía continuamente y hace falta facilitar y agilizar la normativa para dar seguridad jurídica”.

Las esperanzas ahora, están puestas en las ayudas europeas, y es que desde el COAIB esperan que la rehabilitación de barrios suponga un empujón importante al sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here