Frau (Centro de día Avante): “No hemos entendido que este es un virus mortal”

Regina Frau, directora del Centro de día Avante, ha sido la última invitada en pasar por los estudios de CANAL4 Televisió para entrevistarse con nuestro compañero Biel Ramis en su programa ‘Avui Actualitat’.

Frau ha conseguido con su gestión que en Avante “no se haya registrado ningún caso positivo por Covid-19. Por supuesto que cumplimos con todos los protocolos sanitarios establecidos, pero si hemos conseguido este hito es gracias a la colaboración de las familias y al excelente trabajo de mi equipo”.

“Un equipo joven, implicado. Han llegado a autoconfinarse para no poner en riesgo la salud de nuestros usuarios. Eso demuestra que los jóvenes también podemos ser responsables, a pesar de que en ocasiones veo en la calle cosas que no logro entender, que me indignan. No hemos entendido que este es un virus mortal”, ha lamentado Frau.

La Covid-19 “ha complicado mucho nuestro trabajo en Avante. Trabajamos con gente habitualmente mayor, con algún tipo de demencia y que han perdido la memoria a corto plazo. Es muy duro tener que recordar a alguno de los usuarios, incluso varias veces al día, que está el coronavirus. No entienden por qué tienen que llevar la mascarilla”.

“Nosotros trabajamos con EPI’s completos y hemos modificado muchas rutinas. Las sesiones, las terapias, ahora son individualizadas. De todas maneras no cejamos en nuestro empeño por hacer sentir a nuestros usuarios que siguen siendo útiles, que tienen que aprovechar su tiempo. Muchos de ellos llegan con una depresión profunda al ser conscientes de que su vida se está acabando. Nuestro objetivo es hacerles cambiar el enfoque. Y vuelven a tener amigos, a compartir experiencias vitales con otros compañeros. Retrasamos su deterioro físico y cognitivo y mejoramos tanto su calidad de vida como la de sus familiares”, ha señalado la responsable de Avante.

Regina Frau ha asegurado que “no hay que esperar a que nuestros mayores sufran un accidente. Hay que adelantarse. Cuando nuestro padre, nuestra madre, empieza a cambiar sus hábitos, a tener ideas repetitivas, a sufrir grandes olvidos, hay que actuar. Sin el cuidado adecuado, esas personas se pueden apagar en dos o tres años. En un centro de día podemos conseguir alargar ese periodo hasta ocho años”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here