El Banco de Alimentos de Mallorca recibe 50.000 euros para atender a familias con necesidades básicas

La Asociación Banco de Alimentos de Mallorca ha recibido una donación de 50.000 euros de Endesa, que equivale, aproximadamente a 50.000 kilos en productos básicos que recibirán los hogares de Mallorca más vulnerables.

Esta colaboración con el Banco de Alimentos de Mallorca contribuye al trabajo que lleva a cabo la entidad a raíz de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia, que ha dejado a muchas familias sin la posibilidad de acceder a bienes básicos de consumo.

“Estamos muy contentos y satisfechos de haber recibido este regalo de Endesa, se trata de una aportación muy importante para el Banco de Alimentos ya que nos ayuda muchísimo”,  ha destacado el presidente del Banco de Alimentos de Mallorca, Raimundo de Montis Coll, añadiendo que “al ser una entidad privada vivimos prácticamente de subvenciones y ayudas de la administración”.

De Montis ha explicado que “el fuerte trabajo que hemos hecho es darnos a conocer y que nos distingan bien de las entidades de reparto, nosotros, al igual que Cruz Roja, nos encargamos de la distribución”.

Complementariamente, Endesa también colabora con el Banco de Alimentos de Mallorca realizando un análisis, revisión y asesoramiento de los contratos de suministro eléctrico de sus instalaciones mediante un estudio tarifario de sus suministros para optimizar los costes energéticos.

En una breve visita esta mañana a las instalaciones del Banco de Alimentos en Mercapalma, el director general territorial de Endesa en Balears, Martí Ribas, ha tenido la oportunidad de conocer de primera mano la labor que realiza el Banco de Alimentos y de agradecer personalmente a su presidente, Raimundo de Montis Coll, el esfuerzo para ayudar a las familias más afectadas por la emergencia social.

Esta donación de Endesa forma parte del Plan de Responsabilidad Pública que Endesa puso en marcha al inicio de la pandemia y que ha movilidad 25 millones de euros, distribuidos casi a partes iguales entre ayuda médico-sanitaria en una primera fase; y de apoyo a pymes, parados, familias y colectivos en situación de vulnerabilidad, en la segunda fase. Endesa estima que el plan logrará cerca de 2 millones de beneficiarios a través de 150 proyectos realizados o en marcha.

“Desde marzo hemos desarrollado una serie de actividades para poner nuestro grano de arena y ayudar a paliar los efectos sanitarios y económicos que la pandemia está dejando en Balears”, ha afirmado el director general territorial de Endesa en Balears, Martí Ribas.

La segunda fase del Plan de Responsabilidad Pública de Endesa tiene como objetivo fundamental la reactivación económica y se estructura en cuatro ejes: cobertura de necesidades básicas a familias con especial necesidad, brecha digital en pymes especialmente afectas por la nueva situación COVID, este último a través de diferentes proyectos dirigidos a la mentoría, formación para la digitalización y créditos para dar apoyo a planes de acción que permitan superar los nuevos retos que se plantean.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here