Los nuevos consellers estrenan escaño en una descafeinada sesión parlamentaria

Excepcional sesión en el Parlament de les Illes en el día de hoy. Excepcional porque han coincido dos hechos que han impedido que se pudieran llevar a cabo todas las preguntas de control previstas.

Por una parte, se han retrasado las preguntas a los nuevos consellers Mercedes Garrido, Josep Marí y Miquel Company para que tengan tiempo de aclimatarse a su nuevo cargo. Por otra, la ausencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol, excusada por motivos de salud, también ha obligado a reservar las preguntas para dentro de una semana.

Así, y a la espera de una sesión con mayor contenido, todo el interés mediático se ha centrado en la figura de los tres nuevos miembros del Govern. La nueva titular de Presidencia, Mercedes Garrido, llegaba pletórica y saludaba a unos y a otros. Josep Marí Agustinet, mucho más discreto, ocupaba su asiento y contemplaba lo que a partir de ahora se convertirá en su rutina de los martes. El menorquín Miquel Company, por su parte, ha estado ausente durante las preguntas de control al Govern.

Polémica por la vacunación

Así, buena parte del interés durante la jornada de hoy se ha centrado de nuevo en la polémica por las posibles irregularidades durante el proceso de vacunación. La consellera de Salut i Consum, Patricia Gómez, ha insistido este martes en que no cesará al coordinador de la estrategia de vacunación, Carlos Villafáfila, porque su vacunación está dentro de lo contemplado en la estrategia de vacunación.

En el pleno del Parlament, la consellera ha respondido así al diputado de Cs Juanma Gómez, que ha reiterado la petición de cese o dimisión de Villafáfila por haberse vacunado el primer día del programa.

El diputado ha asegurado que su grupo no cuestiona la profesionalidad de Villafáfila como sanitario “sino como gestor” porque, según ha argumentado, cuando se vacunó “porque sobraban dosis, se podría haber llamado a cualquier sanitario de primera línea”.

Juanma Gómez ha insistido en que “por ejemplaridad” el coordinador
debería haber sido cesado o, al menos, debería “haberse negado a recibir la vacuna”.

La consellera, por su parte, ha defendido que la pasada semana ya dio explicación durante más de tres horas en su comparecencia y que Villafáfila, como parte del grupo que administra las vacunas forma parte del grupo que debía recibir la vacuna “aunque se haga todo el ruido que quieran”.

Por otra parte, la diputada del PP Catalina Pons ha asegurado que los diagnósticos oncológicos se han reducido en un 20 por ciento, es decir, que uno de cada cinco enfermos de cáncer no está diagnosticado por lo que los tumores se detectarán en fase avanzada. La diputada ha pedido que la Conselleria de Salud actúe “con más rapidez”.

La consellera de Salut i Consum, Patricia Gómez, ha reconocido que durante algunos momentos de la pandemia ha habido aplazamientos de intervenciones aunque nunca de tipo oncológico y que el Govern mantiene el compromiso de que entre la sospecha oncológica y el tratamiento no pasen más de 30 días.

Gómez también ha admitido que los programas cribados tuvieron que paralizarse durante el confinamiento pero ha recordado que en octubre se pudieron recuperar en su totalidad “aunque el PP no quiera creérselo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here