Grupo Kolgon: “Los propietarios son sensibles a la crisis y muchos han ayudado a sus inquilinos”

El jefe de equipo del Grupo Kolgon Inmobiliaria, Urbano González, y el agente del departamento internacional, Daniel Ibáñez, han visitado el estudio de CANAL4 Ràdio para hablar de los precios de la vivienda y cómo les ha afectado la COVID-19.

“Somos como una pequeña familia, trabajamos más unidos que nunca”, ha explicado González, añadiendo que “somos positivos, hay que estar unidos, innovar y pensar que algún día acabará la pandemia”.

Sobre cómo ha afectado la COVID-19 al sector inmobiliario, González ha destacado que “ha habido cambios en el mercado y en el sector” y ha recalcado que “no ha habido una gran alteración en los precios del alquiler, más bien una bajada leve, pero en general, se van manteniendo los precios”.

El agente del departamento internacional ha señalado que “solíamos tener clientes que buscaban una vivienda para alquilar de Semana Santa a octubre, pero con la COVID-19 no vinieron, por lo que los propietarios que realizan alquileres de temporada han tenido que recurrir a de larga duración, por lo que ha habido más pisos disponibles para alquilar y el inquilino ha podido elegir mejor y algunos, incluso, estaban dispuestos a bajar un poco los precios”.

Con todo, el jefe de equipo del Grupo Kolgon ha advertido que “hemos tenido que mediar entre el inquilino y el propietario. Hemos tenido casos de inquilinos que han venido a la agencia porque no podían hacer frente a los pagos. Nos han contado su situación y hemos intentado encontrar una solución”.

“El propietario es sensible a estas situaciones”, ha aclarado Ibáñez, matizando que “si el inquilino siempre te han pagado bien y sin problemas, los propietarios suelen ayudar al inquilino. Hablando y negociando hemos llegado a acuerdos”.

Con todo, tanto González como Ibáñez han manifestado que “es importante que el turismo pueda volver a Balears para que se pueda mover el dinero. El cliente de la clase media ha desaparecido un poco, teníamos unos clientes que hacían sus pequeñas inversiones y ahora se ha paralizado totalmente” y añaden que “ahora es más fácil vender viviendas de medio millón de euros que pisos de 200.000 euros”.

Si bien, Ibañez ha hecho hincapié en que “seguimos teniendo clientes internacionales interesados en comprar viviendas en Balears. Están atentos y vigilan el mercado en busca de un chollo. El problema es que muchos no pueden venir a ver las casas debido a la pandemia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here