SAMPOL Energía te ofrece diez consejos para ahorrar en el Día Mundial de la Eficiencia Energética

Desde la celebración en Austria de la Primera Conferencia Internacional de la Eficiencia Energética en 1998, todos los 5 de marzo celebramos el Día Mundial de la Eficiencia Energética, con la finalidad de reflexionar y crear conciencia de la importancia del uso racional de la energía para el bien de la humanidad.

Así, en SAMPOL Energía quieren contribuir a sensibilizar a todas las personas sobre las necesidades de reducir el consumo energético mediante un uso razonable y sostenible de la energía.

SAMPOL Energía te propone 10 sencillos consejos para ahorrar y mejorar la Eficiencia Energética de tu hogar.

  • Utiliza bombillas LED en tu hogar
    • Las luces LED son más limpias y respetuosas con el medio ambiente que las bombillas tradicionales o que las de bajo consumo. Son más eficientes, y al consumir menos nos permiten ahorrar más dinero por cada hora encendidas. Logran un ahorro de hasta un 90% con respecto a las incandescentes.
  • Contrata la tarifa y la potencia eléctrica que se adapta a tus necesidades
    • Con el fin de ahorrar, y de que tu gasto se adapte realmente a tus necesidades energéticas, es importante que te asegures de tener contratada una potencia que se ajusta a tus necesidades. Una vivienda de 100 m2 con una familia de 4 o 5 personas puede necesitar una potencia de 6kW, en cambio un apartamento de 70m2 con 1 o 2 personas, seguramente tendrá suficiente con 4kW. Si además ajustas tu tarifa a las horas en que tienes mayor consumo eléctrico, ajustando tu tarifa puedes lograr importantes ahorros.

En SAMPOL Energía te realizan un estudio gratuito de tus necesidades energéticas y te proponen la tarifa que mejor se adapta a ti.

  • Elige electrodomésticos con etiqueta energética A o B
    • La etiqueta energética indica la eficiencia de un electrodoméstico. Selecciona electrodomésticos con categoría A o B, es decir con un alto grado de eficiencia consiguen un ahorro importante en su factura de la luz. Las etiquetas indican la eficiencia, el consumo anual de agua o energía o el ruido – en fases de lavado y centrifugado en caso de las lavadoras-.
  • Control inteligente de la calefacción / aire acondicionado
    • Ni frío ni calor. Para minimizar el gasto en energía es importante mantener una temperatura estable en tu casa. La temperatura ideal recomendada para un hogar oscila entre los 20-21º durante el día y los 15-17º durante la noche. Lo ideal es instalar un termostato digital programable que te permitirá controlar la temperatura deseada, y adaptarla según sea invierno o verano / día o noche. Además, el termostato inteligente te permitirá bajar la temperatura durante las horas que no estás en casa y caldear el ambiente sólo un rato antes de que entres en la casa.

Genera tu propia energía para autoconsumo con placas fotovoltaicas

    • Vivas en una casa independiente o en una comunidad de vecinos, puedes generar tu propia energía de autoconsumo con placas fotovoltaicas. Con la instalación de placas fotovoltaicas no sólo ahorras y logras una mayor eficiencia energética, sino que también contribuyes a la descarbonización del medio ambiente. Desde SAMPOL Energía realizamos gratis el estudio para la instalación de tus placas fotovoltaicas.

Mantén tus instalaciones de energía en buen estado

    • Realiza el mantenimiento periódico de tu caldera y del aire acondicionado periódicamente, siguiendo las indicaciones de los fabricantes. Si tienes radiadores, acuérdate de purgarlos adecuadamente al inicio de la temporada. Si mantienes en buen estado tus infraestructuras, ahorrarás a final de mes y mejorarás tu eficiencia energética.

Planifica el diseño y decoración de tu casa para un buen aprovechamiento energético

    • Piensa siempre en la distribución de la luz, del calor y del frío cuando decidas sobre la decoración de las estancias de tu hogar. No tapar con estanterías o armarios los radiadores u otras fuentes de calor (o frio en verano), aprovechar la luz natural con el uso inteligente de estores y cortinas, o planificar en tu hogar suelo radiante o tuberías vistas para mayor difusión del calor, son sencillas medidas que ayudan en el aprovechamiento de la energía térmica y su distribución en todo el hogar. A la hora de diseñar tu hogar, la distribución de la luz, del calor y del frío deben ser tu prioridad para asegurar una máxima eficiencia energética. Trabaja con los profesionales adecuados para lograr la máxima eficiencia energética.

Usa la lavadora y el friegaplatos al máximo de su capacidad y ten la nevera llena.

    • Si utilizas tanto la lavadora como el friegaplatos al máximo de su capacidad, ahorrarás agua y electricidad, mejorando tu eficiencia energética. En el caso de la nevera, un sencillo truco para mantenerla fría con menor consumo energético, es tenerla siempre llena. Una nevera llena tiene menos aire, por lo tanto al abrirla el intercambio de aire calietne con el exterior será menor cuando esté llena.

Desconecta los aparatos eléctricos que no utilizas.

    • Evita el consumo pasivo de los aparatos eléctricos que no utilizas. Si están enchufados consumen energía, aunque no los utilices. Aunque creamos que porque están apagados no consumen, un informe de la Agencia Internacional de la Energía IEA revela que mientras estén conectados siguen consumiendo energía. Este organismo advierte que los aparatos eléctricos que siguen conectados, en modo de espera o ‘standby’, consumen entre un 5 y un 10% del total de la energía de toda la casa.

Aisla tu vivienda

    • Controla e identifica las futas de aire en tu hogar. Revisa puertas y ventanas y coloca burletes. Los burletes son una solución barata para aislar ventanas y puertas. Se trata de bandas de silicona y otros materiales que se colocan en los bordes de los elementos estructurales sellándolos herméticamente. Así evitarás filtraciones de aire por las rendijas y lograrás mantener el aire caliente dentro del hogar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here