Fernández pide explicaciones a Delegación del Gobierno y Guardia Civil por lo ocurrido en Cala Rajada

Las imágenes registradas el pasado viernes por la tarde en Cala Rajada, Capdepera, son los detonantes de la delicada situación que se vive en el municipio.

La Policía Local fue alertada de la celebración de una presunta fiesta ilegal. Al acudir al lugar de los hechos, la patrulla fue agredida por un numeroso grupo de personas, tal y como se puede ver en las imágenes que se han vuelto virales.

Las diligencias pasaron a manos de la Guardia Civil, la cual, tres días después de la agresión seguían sin detener a nadie, un hecho que indignó tanto a vecinos como a los propios dirigentes municipales gabellins.

Este lunes, dos de los presuntos autores de la agresión se entregaron a la Benemérita, pese a que no son los únicos implicados.

El alcalde de Capdepera, Rafel Fernández, manifiestamente dolido con la pasividad con la que la Guardia Civil ha encarado este asunto, ha comparecido en rueda de prensa.

“Es necesario que la Guardia Civil y Delegación del Gobierno nos expliquen por qué se ha hecho esta instrucción y posteriormente se ha detenido a estas personas y no se ha hecho al revés, tras esta agresión flagrante y vista por todos a través de las redes sociales”, ha destacado Fernández, añadiendo que “la Guardia Civil ha tenido que pactar con estas personas el momento y cuando se tenían que entregar, necesitamos esta explicación razonada e inmediata”.

Fernández también ha advertido que “la Guardia Civil ha actuado porque las personas están detenidas y han prestado declaración en el juzgado, pero sino hubiera intervenido la Policía Local”.

La rueda de prensa ha sido multitudinaria, con todo, se han respetado las medidas de seguridad al celebrarse en el salón de actos Cap Vermell de Cala Rajada.

La plantilla de la Policía Local de Capdepera no ha faltado a la rueda de prensa en la que el alcalde Fernández denunciaba la laxa actitud de la Guardia Civil ante una agresión a un agente de policía.

LOS DOS DETENIDOS, EN LIBERTAD

Los dos detenidos por la agresión a un policía local en Cala Rajada han quedado en libertad tras la decisión del juez titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Manacor.

El juez también les ha retirado el pasaporte y les ha prohibido salir de Mallorca. Además, tendrán que comparecer ante el Juzgado cada dos semanas.

Asimismo, el juez ha acordado la prohibición de comunicación con la familia del hotel, así como aproximarse a todos ellos y al establecimiento.

Cabe recordar que la agresión a los agentes de Capdepera tuvo lugar el pasado viernes, cuando desde un hotel en Cala Rajada se avisó de una macrofiesta en la zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here