CARTA A…/ Vacunen o váyanse

Señor presidente Pedro Sánchez y señora presidenta Francina Armengol:

Hasta ahora, ustedes dos no han querido escuchar lo que desde la sociedad civil se les ha estado denunciando de forma recurrente, con pruebas fehacientes y contrastadas: que la actual gestión europea, española y balear de la vacunación contra la pandemia de la Covid-19 –la vacunación que salva vidas y que rescatará nuestro sistema de vida– es un auténtico desastre que pone de manifiesto, sin ningún tipo de dudas, su absoluta inutilidad egoísta.

Y, en un claro acto de irresponsabilidad del que deberán responder ustedes dos en algún momento del futuro inmediato, tampoco han querido saber nada de las propuestas en positivo acerca de que tenemos en nuestras manos verdaderas soluciones para solventar su incapacidad para remover los problemas que están ahogando a nuestra sociedad.

La solución existe. Se pueden salvar vidas. Se pueden evitar muertes. Estamos capacitados para rescatar la economía, mantener activas a miles de empresas ahora en peligro de extinción y a miles y miles de puestos de trabajo.

La solución es la vacuna. La solución es vacunar.

Da igual el color de la bandera que se estampe en la etiqueta del contenedor que nos traerá las dosis hasta España y las Illes Balears. Eso no importa cuando lo que de verdad importa es algo sustancial, fundamental, importante y vital: nuestro futuro como sociedad. Por eso su orgullo, señor Sánchez y señora Armengol, nos importa un auténtico bledo ante la trascendencia de lo que estamos padeciendo. Su irresponsabilidad y su egoísmo matan a las personas y hunden a la economía. Y deberán responder por ello.

Desde la Plataforma Vacunas, Salud y Economía, que lidera el doctor Miquel Munar y a la cual se ha adherido desde el primer momento esta casa, el Grup 4 de Comunicació Multimèdia, se les ha ofrecido de forma reiterada, recurrente y apartidista la solución que ustedes no han querido aceptar. Una solución que ahora, impelidos por la realidad que desde hace meses denunciamos desde esta plataforma, confirmamos que se aplica sin rubor ni medias tintas en otros países y regiones de Europa, encabezados ya desde este mismo momento por la poderosa República Federal de Alemania. Una evidencia –el fracaso del sistema europeo de vacunación y que existen ahora mismo otras vacunas a nuestra disposición– que ha obligado a la propia Unión Europea a reconocer que la parálisis menfotista que ustedes dos llevan practicando desde hace meses es un error, un tremendo error.

Hay vacunas a nuestra disposición y podemos pagarlas. Este no es el problema. El problema son ustedes, señor Sánchez y señora Armengol. Ustedes prohíben nuestra salvación. Ustedes no han querido atender las ofertas de buena fe que han recibido. Ustedes, con su sordera y ceguera inmisericordes, han enterrado a centenares de personas y han hundido a miles de empresas.

Ahora pueden hacer dos cosas. Y deben decidirse o por una o por la otra. No hay otra opción, no hay caminos intermedios. La situación es tan terrible que no pueden pastelerar ni un minuto más: o abren las puertas de España y de Baleares a las vacunas que nos ofrecen desde la sociedad civil –siguiendo los ejemplos reales de Alemania, Dinamarca, Austria, Hungría, Chequia, Eslovaquia, Baviera, Calabria y tantos otros– o deben ustedes irse.

Sí, señor Sánchez y señora Armengol: irse y dejar que otros solucionen los problemas que ustedes dos no han querido solucionar. Nuestras vidas y nuestro futuro no merecen depender de políticos que, como ustedes, han antepuesto su comodidad institucional a la vida de los ciudadanos.

Solventen sus errores, cambien de rumbo, vacunen o váyanse. No tienen otra alternativa y nuestras vidas tampoco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here