Pimem Restauración y Arema acusan al Govern de “no dialogar” y de “imponer” sus decisiones

Pimem Restauración y Arema se han mostrado este lunes muy críticos con el Govern al considerar que en la Mesa de Diálogo Social “no se dialoga” sino que “imponen las medidas aprobadas con anterioridad”.

La presidenta de la patronal, Eugenia Cusí, ha asegurado que “la dinámica que han creado no es la de una Mesa de Diálogo Social ya que no hay diálogo y no hay un foco social” y ha añadido que “el supuesto diálogo” del Govern consiste en “unas medidas aprobadas con anterioridad por el Govern que se comunican a los agentes sociales y éstos deben trasladarlas a sus asociaciones sectoriales”.

Por su parte, el presidente de Arema, Jaume Colombàs, ha pedido al Govern que “dejen de reírse de nosotros en pseudomesas de diálogo donde no se dialoga ni se decide nada”.

En este sentido, Cusí ha aclarado que “cuando se toman decisiones donde no se escucha al sector, es imposible que el sector esté de acuerdo, la mayoría de las veces”. Asimismo, Eugènia Cusí ha acusado al Govern de ser una institución “hermética, opaca, que impone y que promete pero luego no cumple”.

Además, ha acusado al Govern de dejar “tirado” al sector de la restauración y ha pedido que se elabore un protocolo “seguro” para abrir el interior de bares y restaurantes, así como incluir a los representantes del sector en la toma de decisiones que repercutan en estos negocios.

Por estos motivos, ha solicitado al Govern que permita a los bares y restaurantes abrir el interior de sus establecimientos y ha reclamado a todos los partidos que exijan al Ejecutivo “que cumpla con las normas establecidas”.

En este sentido, el portavoz de Arema, Jaume Colombás, ha censurado que se haya “demonizado” al sector y ha exigido que, “por razones humanitarias”, se proceda a la apertura del interior de bares y restaurantes, pues el “deseo” de la mayoría es “poder pagar los gastos fijos”.

La presidenta de Pimem-Restauración ha asegurado que el sector está “destrozado” y ha puntualizado que, en Mallorca, estos negocios han perdido un 80 por ciento de la facturación y alrededor del 30 por ciento de los puestos de empleo. También ha destacado que un 40 por ciento de los negocios han tenido que cerrar desde que comenzó la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here