La posidonia y los cruceros emergen en un pleno marcado por las ausencias de Armengol y Negueruela

La sesión plenaria del Parlament ha contado con las ausencias de la presidenta, Francina Armengol, y del conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ambos de viaje oficial en Berlín para tratar de trasladar un mensaje de confianza en Balears como destino seguro.

A pesar de tan notorias ausencias, la polémica ha vuelto a hacer acto de presencia. Así, por su parte, el diputado de Ciudadanos en el Parlament balear, Maxo Benalal, ha pedido, al conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, que aproveche la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJIB) sobre el decreto balear de posidonia para cambiar su régimen sancionador.

Benalal ha pedido al conseller que “dejen de perseguir a supuestos culpables y busquen dónde están los problemas de la norma”. Además, el diputado de Cs ha ofrecido su ayuda al titular de Medio Ambiente para trabajar en este aspecto.

En este sentido, el diputado de Ciudadanos ha solicitado información sobre el decreto balear de posidonia aprobado por el Govern en 2018 y que ha sido declarado nulo por TSJIB.

Así, ha apuntado que “la verdadera destrucción de posidonia, el 90%, se origina en los vertidos al mar de aguas residuales provenientes de los emisarios”.

Por este motivo, Benalal ha lamentado que “el problema de la disminución de las praderas de posidonia no es una preocupación real del Ejecutivo” dado que “se concentran en aplicar un régimen sancionador sobre el fondeo sabiendo que solamente el 10% de la destrucción es mediante el garreo de las embarcaciones”.

“La solución pasa por dejar de lado el régimen sancionador y apostar por elaborar una cartografía dinámica real” para así “optimizar la app que han desarrollado” y “dejar de lado el afán recaudador y de control territorial del Govern”, ha expuesto Benalal.

En su turno de respuesta, Mir ha reprochado al diputado de Cs que “entre en la demagogia”: “Pensaba que contaba con más sensibilidad con este tema”. De este modo, el conseller de Medio Ambiente ha explicado que la sentencia “no supone una consecuencia sobre la aplicación real del decreto y, por tanto, el Govern seguirá aplicando la normativa como hasta ahora”.

Cruceros

Por otra parte, el pleno del Parlament ha aprobado este martes instar al Govern balear a desarrollar todas las gestiones necesarias para la aprobación y puesta en marcha “de manera inmediata, inaplazable y urgente”, del protocolo sanitario COVID-19 para recibir el turismo de cruceros entre puertos nacionales.

Se trata de uno de los puntos aprobados de una moción presentada por el Grupo Popular y defendida por la diputada Salomé Cabrera, quien ha destacado que “miles de trabajos” dependen del sector de los cruceros en Balears.

La Cámara autonómica también ha aprobado el punto que insta al Gobierno central a aprobar el protocolo sanitario a nivel estatal y a reabrir los puertos nacionales a los cruceros con rutas internacionales, con todas las garantías, a fin de no perder programaciones futuras.

Asimismo, se ha aprobado pedir al Govern que cumpla diversos puntos de una Proposición No de Ley del Grupo Popular, aprobados en la sesión del 9 de julio de 2020, de la Comisión de Turismo y Trabajo. Entre otras cuestiones, estos puntos pedían trabajar en la ordenación de la llegada de cruceros a Balears, encargar informes técnicos sobre el impacto de los cruceros y desarrollar una estrategia específica para este tipo de turismo.

Sin embargo, el pleno ha rechazado los puntos relativos a instar al Govern a desistir de la moratoria de cruceros anunciada para el Puerto de Palma a partir del 1 de enero de 2022, así como a presentar un documento que recoja la estrategia para lograr la ordenación de la llegada de cruceros a Balears.

La diputada del PP Salomé Cabrera ha alertado que los puertos de Balears “siguen perdiendo escalas” y que mientras otras comunidades ya tienen protocolos seguros para este tipo de turismo, en las Illes no están preparados. “No vemos que el Govern esté reaccionado, por eso seguimos insistiendo”, ha indicado.

Cabrera ha considerado “urgente” que el Govern “escuche, se ponga en la piel del sector de cruceros y se ponga en marcha”.

Un debate sobre el modelo de turismo

Durante las intervenciones de los grupos, el PP, VOX y El PI han criticado a los grupos del Govern al considerar que no están a favor del turismo. La moción ha derivado así un debate sobre el modelo de turismo que quiere la comunidad autónoma, así como la necesidad de diversificar la economía de las Illes.

Desde el Grupo Ciudadanos, el portavoz adjunto de la formación, Marc Pérez-Ribas, ha trasladado su apoyo a la moción para que “finalmente se consiga hacer una estrategia para la reordenación de la llegada de los cruceros”. “En Ciudadanos hemos ido presentando iniciativas para que se reactive la actividad de los cruceros de manera gradual, ordenada y siguiendo los protocolos sanitarios”, ha indicado.

Por su parte, el diputado de MÉS per Mallorca Joan Mas ‘Collet’ ha lamentado que esta iniciativa “va en la línea de siempre” y “sin ningún pensamiento de los que viven aquí todo el año”. “Desde MÉS entendemos que la temporada de este año es crucial para nuestro futuro, lo hemos de hacer muy bien y en la buena dirección. No es turismofobia, es autoestima”, ha indicado, a la vez que ha añadido que “se han de poner límites” al turismo de cruceros.

El diputado de Unidas Podemos Pablo Jiménez ha criticado que el PP vea la industria turística como única opción económica de Balears dejando de lado otros sectores estratégicos. Además, ha añadido que el empleo que “se genera en los cruceros no es precisamente el más defendible” y ha criticado los impactos ambientales de estos.

Por otro lado, el diputado de VOX-Actúa Baleares Sergio Rodríguez ha destacado que el sector de los cruceros es “fundamental” y “ha puesto todo de su parte” para adaptarse a la situación de la pandemia. En este sentido, ha expresado sentir “vergüenza ajena” por la “insensibilidad manifiesta” de los partidos de la izquierda con el sector de los cruceros.

Desde el Grupo El PI-Proposta per les Illes Balears, el diputado Josep Melià ha defendido que “la prioridad absoluta” a corto plazo es la reactivación económica, para a largo plazo hablar de la diversificación del modelo económico. “El drama de Balears es que hay grupos que gobiernan que están en contra del turismo”, ha censurado.

La diputada del Grupo Mixto-Gent per Formentera Sílvia Tur ha lamentado que se diga “que la izquierda está en contra del turismo, porque es falso”. También ha censurado que el PP pretende negociar con unos sectores muy concretos la recuperación del turismo de cruceros y que sólo se interesa por el Puerto de Palma.

Finalmente, el diputado del PSIB Damià Borràs ha criticado que los grupos de la derecha digan que el Govern no está favor del turismo y ha recordado que, precisamente, la presidenta del Ejecutivo autonómico, Francina Armengol, ha viajado este martes a Berlín con ese propósito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here