Cort alega saturación en la plaza del Olivar para impedir que los bares del mercado instalen sus mesas

La restauración en uno de los sectores que más están acusando la crisis por el coronavirus. Además, si se trata de bares ubicados en el interior de mercados de abastos y que siguen teniendo prohibido el uso de barra (y también interiores), la cosa se complica mucho más.

Es el caso de los bares y locales con servicio de degustación ubicados en el Mercat de l’Olivar de Palma. Ahogados por la grave crisis, pidieron por escrito al Ajuntament que les autorizase temporalmente a sacar mesas y sillas a la plaza del Olivar.

Hacerlo les supondría largas caminatas para poder ofrecer sus servicios, pero consentían con la única intención de salvar el negocio. Ayer Cort contestó a su demanda.

La respuesta del Ajuntament de Palma no deja de sorprender. Alegando saturación de la plaza del Olivar, emplaza a los restauradores del mercado a utilizar la plaza Comtat de Rosselló, de menores dimensiones, sin acceso directo al mercado (hay que atravesar la calle y cruzar el muelle de carga) y con un grupo de indigentes allí instalados.

CONDICIONES PROPUESTAS

Desde el Mercado del Olivar pedían autorización a Cort para instalar mesas de 70×70 para cuatro personas (la agrupación de mesas no estaba permitida), de lunes a sábado de 9 a 16 horas.

Así, los clientes potenciales debían dirigirse al bar en cuestión, elegir y abonar sus consumiciones y esperar en la mesa. El personal del negocio elegido les acercaría después su pedido, garantizando siempre la distancia de seguridad y las distintas medidas de control sanitario.

En las mesas no habría cartas, y entre cada una de ellas se mantendría una distancia mínima de metro y medio.

RESPUESTA DE CORT

Así pues, ayer mismo, el Ajuntament de Palma remitió su respuesta al Mercat de l’Olivar. Además de la saturación que esgrimió para denegar la utilización de la plaza del Olivar, también limitó el uso de mesas en caso de aceptar utilizar el espacio de la plaza Comtat de Rosselló.

En total se permiten 15 mesas de 70×70. 15 mesas a repartir entre todos los bares y negocios de degustación del interior del mercado que lo deseen. A priori se antoja una cifra bastante reducida para dar cabida a todos.

Ahora es el Olivar quien tiene la pelota en su tejado y valorar si le interesa, o no, aceptar la única opción que les ofrece el Ajuntament de Palma.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here