El Govern amplía a diez personas por mesa el máximo de comensales en terrazas

El Govern ha acordado este jueves ampliar a diez personas por mesa el máximo de comensales en terrazas de restaurantes, y hasta seis personas en interiores, tras la sentencia del Tribunal Supremo que anula el toque de queda y las restricciones a las reuniones sociales en Balears.

Así lo ha anunciado el portavoz del Govern, Iago Negueruela, en una rueda de prensa tras reunirse de urgencia la presidenta Francina Armengol con la Mesa de Diálogo, los Consells y Ayuntamientos.

Esta medida supone ampliar los límites acordados este martes, inicialmente de cuatro comensales en interiores y ocho personas en exteriores. El objetivo es promover que la ciudadanía se encuentre en estos negocios, en espacios públicos, en lugar de en domicilios privados.

Además, el Govern aprobará este viernes una resolución para recomendar a la población que, al celebrar reuniones sociales, mantenga un límite de diez personas en interiores y 15 en exteriores, lo que se pretendía comenzar a aplicar desde este domingo.

EVITAR LAS AGLOMERACIONES

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, ha indicado que ante el final del toque de queda a partir de esta medianoche, tras la sentencia del Tribunal Supremo, desde el Govern esperan “la responsabilidad de la ciudadanía”.

Ante la posibilidad de que se formen aglomeraciones en la calle para celebrar el fin del toque de queda como ha pasado en otras comunidades autónomas, Negueruela ha indicado que el dispositivo de seguridad está previsto “ante cualquier tipo de anomalía”.

No obstante, según ha asegurado en rueda de prensa, desde el Govern confían en “la responsabilidad de la gente”. “Tenemos la situación sanitaria actual gracias a la ciudadanía”, ha subrayado.

Asimismo, ha recordado que el peligro de la COVID se mantiene y ha apelado a continuar en este marco de desescalada lenta puesta en marcha por el Govern en acuerdo con los agentes sociales.

SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO

Estimando un recurso de la Fiscalía, el alto Tribunal ha tumbado estas restricciones en la Comunidad, todavía vigentes hasta este domingo, por considerar que no son proporcionales teniendo en cuenta la situación epidemiológica en el territorio.

Baleares tenía previsto levantar desde la próxima noche entre el sábado y el domingo el toque de queda, tras aplicarlo durante siete meses, mientras que a partir de esa fecha se mantenían las restricciones a reuniones sociales pero con límites menos severos que los que ahora ha anulado el Supremo.

Tras notificarse la sentencia, Armengol ha cancelado un acto que tenía por la tarde y ha reunido a la Mesa de Diálogo y a los Consells y ayuntamientos para abordar la situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here