Cort ordena la retirada de las pinturas de la fachada del Hotel Artmadams

hotel artmadans

El Ajuntament de Palma ha informado este jueves de que ha denegado la licencia de legalización de las pinturas de la fachada del Hotel Artmadams y ha ordenado su retirada.

Según ha indicado Cort en un comunicado, el hotel ha reiterado su voluntad de mantener las pinturas realizadas en la fachada del edificio, aunque la Comisión de Centro Histórico ha rechazado hasta dos veces que pueda ser una intervención legalizable.

El Consistorio ha explicado que este hotel tiene dos licencias de obras solicitadas. La primera está concedida desde el 2015, que actualmente todavía se están ejecutando y no impiden abrir a la actividad del hotel. Posteriormente, el hotel pidió una licencia nueva para hacer más obras, que consistían en un par de volúmenes y unas piscinas. Esta obra tiene orden de suspensión, “ya que está condicionada a la retirada de las pinturas de la fachada”, han señalado desde Cort.

El Consistorio asegura que “la propiedad insiste en incumplir la orden municipal de retirada, y por tanto, no podrá obtener la licencia para las obras solicitadas”.

La Comisión de Centro Histórico ha dictaminado hasta dos veces desfavorablemente a la legalización de las pinturas realizadas en la fachada del hotel, un edificio del arquitecto de referencia racionalista Guillem Forteza. La primera vez fue en octubre de 2019, y la segunda, el pasado 9 de febrero de 2021, con el mismo resultado.

Desde el Ajuntament han recordado que el actual Hotel Artmadams, situado en la calle Marquès de la Sènia de Palma, es un edificio racionalista obra del arquitecto Guillem Forteza (1892-1943), que incorpora influencias diversas, especialmente del primer movimiento moderno austriaco y del racionalismo holandés.

De acuerdo con Cort, la decisión de denegar la licencia de legalización de la intervención pictórica en la fachada “está basada en criterios técnicos porque no cumple lo previsto en el PGOU vigente, por el impacto visual en el entorno urbano de un bario singular y la no correspondencia con los valores arquitectónicos del edificio racionalista”. “Este es un estilo arquitectónico que se basa en la austeridad o simplicidad en las formas, unos valores que son contrarios al espíritu de la intervención pictórica”, han detallado.

Cort asegura que los técnicos de la obra habían manifestado la voluntad de retirar las pinturas, pero el propietario del hotel “ha manifestado recientemente, de forma reiterada y pública, la firmeza en mantener las pinturas de la fachada a pesar de la denegación de la licencia dos veces”.

En consecuencia, el departamento de Obras elevará a la Gerencia de Urbanismo la denegación de la legalización de la intervención en la fachada del hotel en la próxima sesión del 6 de julio. Además, se procederá a la denegación de la licencia de obras pendiente de autorización, “ya que está condicionada a la retirada de las pinturas y este hecho no se ha producido”.

A continuación, el expediente de Disciplina urbanística seguirá su trámite sancionador y ordenará la retirada de las pinturas en un plazo máximo de 30 días. Si transcurrido este plazo no se ha realizado, se impondrán multas. En este caso, la multa inicial es calcula en base al 10% del coste de la intervención que se debe restituir, es decir, 15.000 euros, y el procedimiento prevé la interposición de multas mensuales por el mismo importe hasta su retirada definitiva y con un máximo de 12.

El Ajuntament de Palma ha afirmado que valora positivamente todas las intervenciones y expresiones culturales en la ciudad, pero ha puntualizado que “es imprescindible encontrar los espacios adecuados para garantizar la conservación del patrimonio existente y disponer de espacios para mostrar las creaciones artísticas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here