Los distribuidores dejarán de repartir por las restricciones del Ajuntament de Palma

La suspensión del servicio se llevará a cabo a partir del próximo día 6 de agosto si no se llega a un acuerdo con el Ajuntament de Palma.

Una decisión adoptada por unanimidad en asamblea.

“No es una decisión que nos guste ni que queramos adoptar, pero la falta de voluntad del Ayuntamiento de Palma de llegar a un acuerdo nos obliga a tomar este camino”. Con esta contundencia se refería Bartolomé Servera, presidente de la Asociación de Empresas de Distribución de Alimentos, Bebidas y Limpieza (ADED), a la decisión adoptada en asamblea ante la negativa de Cort a afrontar el problema de la distribución en una zona del centro de Palma.

Concretamente, las calles donde se va a dejar de distribuir son la Plaza des Mercat, la calle Unión y la zona de la plaza de Juan Carlos I. Una decisión aprobada por unanimidad en una asamblea celebrada el pasado lunes con carácter de urgencia debido al inmovilismo del consistorio palmesano.

Desde ADED ven con gran temor “las pocas ganas que tiene el Ayuntamiento de Palma de dar una solución al problema de los ACIRES y las cargas y descargas de esta zona del centro”. Y añaden en nota de prensa: “No sabemos si es falta de voluntad, una cuestión de incapacidad o, peor aún, de prepotencia porque las soluciones que planteamos no suponen ningún esfuerzo ni económico ni de ninguna otra índole”.

Desde la Asociación de Distribuidores “simplemente pedimos que nos permitan estacionar en la Plaza des Mercat y en la Calle Unión en un horario acordado con el Ayuntamiento y que se vigile de manera concienzuda esos espacios destinados a las cargas y descargas, ya que en muchas ocasiones están ocupados por vehículos privados”.

“Del concejal de Movilidad, Francesc Dalmau, no esperamos nada ya”, han añadido. “Lo único que nos ha trasladado es su sorpresa, y lo ha hecho a través de los medios de comunicación. No ha tenido la humildad que se le debería exigir a un político de levantar el teléfono y de convocarnos para llegar a un acuerdo” ha lamentado Servera. Por ello, solicitamos al alcalde de Palma, José Hila, que coja las riendas de esta crisis municipal y que demuestre el talante que merecemos los ciudadanos de Palma.

Desde ADED señalan que “queremos insistir en que los más importante para nosotros es la salud laboral de nuestros trabajadores y, en estos momentos no se está respetando ya que son muchos los que tienen que dejar su camión a gran distancia de donde tienen que entregar la mercancía y tienen que realizar parte del trabajo a cuestas con una carretilla soportando pesos innecesarios y bocanadas de calor sofocante”.

Y prosigue su nota de prensa: “Llevamos más de un año y medio reclamando una solución a este grave problema, tiempo suficiente para habernos dado al menos una respuesta a nuestra reclamación. Lo único que hemos encontrado es el silencio y la sorpresa del regidor de Movilidad. Dejar de suministrar nuestros productos de manera indefinida es la última de las decisiones que queríamos tomar pero no nos queda otra opción. Sabemos que no es una medida buena, sabemos que perjudicamos a nuestros clientes finales pero el ayuntamiento no nos da otra salida ante su falta de diálogo, de consenso y de querer llegar a un acuerdo que beneficie a nuestros trabajadores y a las empresas del centro de Palma, concretamente las de la calle Unión, la plaza des Mercat y la plaza Juan Carlos I”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here