VOX llevará al pleno de Cort recuperar la comisaría e instalar cámaras de seguridad en las calles de Camp Redó

VOX llevará al pleno del Ayuntamiento de Palma un paquete de medidas urgentes que pasan, entre otras, por recuperar la comisaría e instalar cámaras de seguridad en las calles de Camp Redó.

Según ha valorado el coordinador de VOX Palma, Sergio Rodríguez Garí, en nota de prensa, tras reunirse de nuevo con vecinos de la zona, “el Ayuntamiento está dejando morir Camp Redó, abandonó el mercado y la comisaría de la Policía Local es poco menos que un vestidor para los agentes y un aparcamiento para los vehículos de servicio”.

Por ello, el coordinador de VOX Palma ha anunciado la proposición que se elevará al Pleno municipal de Cort en la que se apunta que vecinos de Camp Redó no pueden ser “ciudadanos de tercera” y debe pararse la “guetización” del barrio.

Además, en la proposición de Vox se incluyen un total de hasta tres puntos de acción inmediata, el primero de los cuales pasa por dotar de presencia policial permanente el barrio de Camp Redó y devolver la plena operatividad a la oficina de la Policía local, con patrullaje a pie por las principales calles del vecindario.

Mientras, en el segundo punto, ha explicado la formación, se insta a abordar de forma conjunta y coordinada con Delegación de Gobierno los problemas de seguridad ciudadana que afectan al barrio de Camp Redó, especialmente los relativos al tráfico de estupefacientes, inmigración irregular, ocupación de viviendas y robos violentos.

Finalmente, el tercer punto de acción inmediata planteado por VOX pasa por instalar cámaras de seguridad en los puntos más conflictivos de la barriada, como los parques y zonas abiertas.

Rodríguez Garí ha apuntado que “se trata de una medida novedosa” que “tendría un potente efecto disuasorio”. “El alcalde está facultado por ley para cursar esa petición a través del Ayuntamiento a la Delegación de Gobierno”, ha asegurado.

El coordinador de VOX Palma ha destacado, asimismo, el compromiso de su formación con la barriada, que han visitado en varias ocasiones en los últimos meses.

“Hila condena a los residentes de Camp Redó a vivir secuestrados en su propio barrio, entre okupas, inmigración ilegal y un incivismo salvaje. Cuando gobernemos volveremos a abrir el mercado municipal, dotaremos de la presencia policial necesaria y declararemos una guerra sin cuartel al incivismo, la okupación y la delincuencia callejera”, ha asegurado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here