Adiós a las terrazas

Los restauradores de Palma tendrán que retirar las terrazas instaladas en la calzada antes del día 1 de octubre. El Ajuntament de Palma ha decidido no prorrogar este permiso extraordinario ante la mejora de la situación sanitaria y las quejas de algunas entidades vecinales ante la dificultad de encontrar aparcamiento en algunos puntos de la capital balear.

Desde el mes de mayo de 2020 muchos bares y restaurantes de Palma habían optado, con el pertinente permiso del Consistorio palmesano, por instalar una terraza en el exterior de sus establecimientos, llegando a ocupar parte de la calzada para poder aumentar así su aforo ante las limitaciones establecidas para evitar la propagación de la COVID-19.

Ahora, 16 meses después, el anuncio por parte de Cort de retirar estas terrazas, ha generado malestar entre los empresarios del sector, quienes reconocen que esta ampliación extraordinaria de sus establecimientos se había convertido en una auténtica bombona de oxígeno para capear la crisis derivada por la pandemia.

Así, Biel Felip, propietario del Bar Ca’n Biel Felip, reconoce que “las consumiciones que se llevan a cabo en esta terraza suponen el 50 por ciento de nuestra caja, así que esta decisión nos va a hacer mucho daño. Espero que el Ajuntament nos tenga en cuenta y pueda alargar la presencia de estas terrazas mientras dure el buen tiempo”.

Wan Ying Mei, propietaria del Bar Aquanet, ubicado muy cerca de la plaza Barcelona, es del mismo parecer, asegurando que “la gente ahora no se quiere sentar dentro. Hay miedo al coronavirus y todos prefieren sentarse en la terraza, al aire libre”.

La ciudadanía, por su parte, se alegra ante la perspectiva de recuperar algo más de dos mil plazas de aparcamiento, según estimaciones del propio Consistorio, pero reconoce la difícil situación por la que atraviesa el sector.

Un debate estéril, puesto que la decisión del Ajuntament parece firme. De hecho, tal y como aseguran fuentes de la Policía Local, la no retirada de estas terrazas a partir del día 1 de octubre podría acarrear sanciones económicas de hasta 1.500 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here