¿Por qué con más del 80% de la población vacunada aún se producen contagios?

La cifra mágica del 70% de la población vacunada que nos tenía que situar en la denominada ‘inmunidad de grupo’ o, con una expresión no tan amable, la ‘inmunidad de rebaño’ ha demostrado, una vez la hemos superado, que no era una barrera infranqueable para la pandemia de la Covid. ¿Por qué? Las respuestas son diversas.

En estos momentos, según los datos oficiales de la Conselleria de Salut del Govern balear, ya han recibido la pauta completa de la vacuna el 78,37% de la población diana del archipiélago. Así pues, ya hemos sobrepasado de forma holgada la frontera del adiós al virus.

Pero los contagios, los ingresos hospitalarios y las muertes prosiguen. También con las cifras oficiales del Gobierno de España referidas concretamente a las Illes Balears en la mano, 1.555 personas se han contagiado en los últimos 15 días en nuestra comunidad, 671 en la última semana, hay 171 pacientes ingresados en hospitales y 56 en las UCI. Además, la tasa de personas que se han realizado las pruebas diagnósticas PCR o de antígenos y dan positivo en la enfermedad es actualmente del 4,5%. Y, por si todas estas cifras no fueran lo suficientemente esclarecedoras de la realidad pandémica que aún padecemos, en las últimas horas hemos contabilizados 3 nuevas muertes en nuestra comunidad por COVID.

Todo ello significa que aún la vacunación masiva, la enfermedad sigue aquí y causando estragos. La ‘inmunidad de rebaño’ no se da al cien por cien.

¿Cuál es la respuesta que nos ofrecen nuestras autoridades a la pregunta que encabeza esta información? La ministra de Sanidad del Gobierno de España, Carolina Darias, ha reiterado este mismo martes que la vacuna es un buen cortafuegos para evitar la propagación de la pandemia, pero no es efectiva en el cien por cien de los casos.

El 5% de los enfermos diagnosticando ahora mismo son personas que ya han recibido la pauta completa de la vacuna. Asimismo, el 15% de los contagiados ya habían recibido al menos una dosis de la vacuna. Con ello se confirma lo que se ha venido anunciando de forma reiterada desde las autoridades sanitarias y, especialmente, los científicos y médicos especialistas: la vacuna ayudará a frenar la enfermedad, pero no la hará desaparecer. Con la subsiguiente coletilla: tendremos que aprender a convivir siempre con ella, como hacemos año a año con la gripe.

Otra cifra, además, suma aportaciones positivas sobre la bonanza relativa pero cierta de la vacuna: el 83% de los nuevos contagiados son personas que no han recibido ni una sola dosis contra la Covid. La conclusión es clara: la mayoría de las personas que enferman ahora de la Covid no han si aún vacunadas y solamente una minoría no han conseguido la inmunidad tras ser inyectadas. Por ello la quinta ola que ahora languidece ha afectado mayoritariamente a personas de entre 30 y 40 años, el grupo de edad que proporcionalmente va más retrasado en el proceso vacunal.

Conclusiones:

1.-La vacuna no es un antídoto al cien por cien seguro ya que siempre es posible caer en manos del virus (aunque hayas recibido las dos dosis de la vacuna).

Y 2.-La mayoría de los nuevos contagiados que se producen hoy en día son personas no vacunadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here