Uno de los candidatos del PP al Constitucional fue investigado en el caso Palma Arena por un supuesto soborno a Matas

La prescripción de los hechos supuso el archivo de esa investigación en la que el juez José Castro acreditó que el expresidente balear “amañó” un contrato público a favor de Enrique Arnaldo y que este contrató al político con posterioridad, pagándole 31.000 euros.

La cadena SER, a través de un trabajo periodístico de su redactor Miguel Ángel Campos, ha informado este viernes que el catedrático de Derecho Constitucional y abogado Enrique Arnaldo, propuesto por el Partido Popular para formar parte del Tribunal Constitucional, resultó imputado en la pieza cinco del caso Palma Arena en relación a unas supuestas contrataciones ilícitas efectuadas en la época del presidente del Partido Popular de Baleares, Jaume Matas.

Arnaldo declaró como investigado en esta causa abierta por delitos de malversación y cohecho el 20 de febrero de 2010 porque en 2004 Matas le contrató por labores de asesoramiento para implantar la televisión pública balear y, posteriormente, ya en 2007, al poco de abandonar el Govern, Matas fue fichado por Arnaldo a cambio de 31.000 euros para que le “abriera puertas” en Estados Unidos, donde el expresidente iba a fijar su residencia.

La información de la cadena SER prosigue señalando que en un auto de 30 de marzo de 2010, el juez José Castro escribe que el expediente de contratación para adjudicar a Enrique Arnaldo el contrato público “se amañó desde su inicio para que la entidad adjudicataria fuese Estudios Jurídicos y Procesales S.L.”, la empresa del propio Arnaldo.

En este sentido, el magistrado relata que a aquel procedimiento “negociado y sin publicidad” de 2004 fueron “invitadas” tres empresas. Dos de ellas -la referida Estudios Jurídicos y Procesales y la segunda Estudios Jurídicos Legal y Fiscal- pese a ser “formal y aparentemente distintas”, compartían “exactamente el mismo logotipo, tanto en diseño como en tamaño, variando solamente en el texto” y además la “administración de una y otra habían mantenido relaciones de colaboración y se habían facturado entre sí”.

La tercera firma invitada “carecía de experiencia” en la realización de estos informes y el contrato fue concedido a la sociedad de Enrique Arnaldo.

Para el juez José Castro, esta adjudicación fue un ejemplo de que “no cabe aceptar la casualidad como justificación de unas coincidencias cuando estas se advierten milagrosas”.

El contrato de Arnaldo a Matas

Prosigue la información del periodista Miguel Ángel Campos que en marzo de 2007, según el escrito redactado por el juez Castro, “el propio Jaume Matas se puso en contacto” con Enrique Arnaldo para “encargarle directa y personalmente” un estudio sobre los “límites institucionales de las campañas electorales” que era “totalmente innecesario” y por el que recibió del Govern balear 12.000 euros en concepto de contrato menor.

Poco después, aquel mismo año 2007, cuando Jaume Matas perdió las elecciones autonómicas y dimitió de su puesto de presidente del PP de Baleares, Arnaldo contrató a Matas para aprovechar su influencia y que le abriera puertas en Estados Unidos, tal y como afirmó en su declaración como imputado.

El contrato, al que ha accedido la Cadena SER, fue rubricado entre Jaume Matas y Enrique Arnaldo para que el político retirado ejecutase a favor de la empresa labores de “relaciones con las Administraciones Públicas, régimen económico financiero, análisis coyuntura sector público y privado, consultoría de servicios y otros servicios a petición de parte”, por los que Matas se embolsó un total de 31.320 euros repartidos en varios ingresos entre los meses de septiembre y octubre de 2007, y también en 2008 y 2009.

La causa contra Arnaldo en esta pieza del Palma Arena fue finalmente archivada por prescripción de los hechos descritos y su imputación sobreseída.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here