Así han sido detenidos en Sa Pobla los cuatro marroquíes escapados del avión patera

Los cuatro marroquíes detenidos en Sa Pobla, y que se fugaron a través de las pistas del aeropuerto de Son Sant Joan tras el aterrizaje forzado del avión de Air Arabia Maroc que volaba de Casablanca a Estambul, fueron localizados en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policia Nacional.

La Guardia Civil ha informado este miércoles que ninguno de ellos tenía una vivienda en la isla, por lo que se sospecha que podrían haber sido ayudados por alguna persona, circunstancia que ahora se sigue investigando por si diera lugar a acusaciones de algún tipo de delito asociado a la ocultación de presuntos delincuentes y de falta de colaboración con la Justcia.

Los cuatro detenidos -de 20, 23, 24 y 31 años- han pasado esta mañana a disposición judicial en Inca y, casi inmediatamente, el Juzgado de Instrucción número 2 de la capital del Raiguer en funciones de guardia ha decretado prisión comunicada y sin fianza para ellos. Además, a partir de ahora, el juzgado de Inca se inhibirá en el de Instrucción número 6 de Palma, que es el que instruye el caso.

La investigación sigue abierta ya que todavía faltan por localizar otros nueve huidos, al menos dos de los cuales abandonaron la isla en barco horas después del incidente.

Cabe recordar que el lunes 8 de noviembre ya pasaron por el Juzgado de Palma otros 12 detenidos, que fueron enviados a prisión por presuntos delitos de sedición.

LOS HECHOS

Los hechos se produjeron el pasado 5 de noviembre, cuando el aeropuerto de Palma recibió una comunicación de un vuelo que venía de Casablanca y cuyo destino era Estambul.

Dicho avión solicitó un aterrizaje de emergencia en Son Sant Joan por un presunto problema médico asociado a un pasajero que padecía un supuesto coma diabético.

Una vez aterrizó, el equipo médico del aeropuerto atendió al pasajero, que fue trasladado al Hospital de Son Llátzer en ambulancia junto a otro acompañante.

Cuando el presunto enfermo salió de la aeronave, varios pasajeros se enfrentaron a la tripulación hasta conseguir bajar del avión y salir corriendo por las pistas.

Los fugados consiguieron salir de las instalaciones a través de una zona del vallado.

Posteriormente, se consiguió detener a 12 de ellos -sin contar a los cuatro detenidos ahora-, y todos ellos fueron enviados a prisión por presuntos delitos de sedición.

Por el momento, la investigación continúa abierta hasta determinar todos los detalles de la organización y ejecución de la fuga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here