Los expertos en seguridad vial consideran que los simulacros son fundamentales para evitar tragedias

El trágico incendio de un autobús en una carretera de Bulgaria en el que han fallecido 45 personas, ha puesto de manifiesto la importancia de saber actuar ante una situación de emergencia. Este miércoles se ha celebrado un simulacro en Lloseta para precisamente evitar este tipo de tragedias.

Alumnos del CEIP Es Puig de Lloseta y policías tutores de la isla han participado en el simulacro para evacuar los pasajeros de un autobús al que se le ha incendiado el motor.

La calma y saber cómo actuar son vitales en estos casos. “Si no ensayas las cosas, la gente entra en pánico y cuando entras en pánico no eres capaz de razonar”, ha afirmado el presidente de la Fundación Smart Baby, Josep Maria Vallès, añadiendo que “sé que tengo que salir por la puerta pero si está cerrada, debo tener la brillantez de decir que romperé una ventana con el martillo, pero debo saber donde está el martillo. En caso de no encontrarlo, buscar una alternativa como puede ser un extintor”.

Asimismo, Vallès ha advertido que “si todo esto te lo han explicado y lo sabes, el día que te encuentres con esta situación sabrás como actuar, si nadie te lo explica te quedarás empujando la puerta o intentando romper a patadas la ventana, acciones que no sirven para nada y que lamentablemente pueden acabar en tragedia”.

Durante el simulacro los policías tutores y educadores presentes han recibido una formación en materia de seguridad vial para saber cómo actuar en caso de un siniestro vial para que haya el menor número de víctimas y heridos.

“Les hemos explicado las pautas y dado unas recomendaciones sobre qué hacer y cómo actuar en caso de un siniestro vial de estas características”, ha destacado el presidente de la Asociación Rescate en Tráfico y Emergencias, Juanma Cervantes, añadiendo que “los niños pueden ser los que salven vidas, al igual que el conductor o el profesor”.

Por su parte, el Técnico en Emergencias Sanitarias, Raúl Esquinas, ha señalado que durante el suceso, el personal sanitario realiza un triaje de los enfermos. “Llevamos a cabo el triaje start que es el más rápido, catalogando a los heridos en tres colores: verde, amarillo y rojo según la gravedad”.

Los expertos en seguridad vial consideran que este tipo de simulacros deberían formar parte de la formación en riesgos laborales ya que son una herramienta fundamental para que no se produzcan tragedias como el accidente de autobús ocurrido en Bulgaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here